domingo, 9 de enero de 2011

Ceuta y la península Ibérica estaban relacionadas en la Prehistoria.

Ceuta y la península Ibérica estaban relacionadas en la Prehistoria y tenían medios marítimos para moverse por este área geográfica, según revela un estudio realizado a raíz del hallazgo de una cueva prehistórica en Ceuta con evidencias de ocupación de más de 250.000 años de antigüedad.

La cueva de La Cabililla, situada junto a la frontera norte que separa Ceuta de Marruecos, fue descubierta casualmente en 2001 y las diferentes prospecciones arqueológicas han permitido evidenciar el contacto entre las dos orillas del Estrecho.

El último ejemplo se revela en la tesis doctoral presentada por el arqueólogo Eduardo Vijande Vila ante la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Cádiz, tras participar en varias campañas de excavaciones en Ceuta.

Fuentes del área de Cultura del Gobierno ceutí han dicho a EFE que la investigación, calificada con sobresaliente 'cum laude', lleva por título: "Formaciones sociales tribales en la región histórica del Estrecho de Gibraltar (del VI al IV milenio antes de nuestra era). Los ejemplos de la Cueva de Benzú (Ceuta) y el asentamiento de Campo de Hockey (San Fernando, Cádiz). Comparación entre dos orillas".

Según ha documentado el investigador del Instituto de Estudios Ceutíes y miembro del Proyecto Benzú desde 2002, hace ya miles de años los habitantes de estas tierras interactuaban con sus pares de la orilla norte del Estrecho.

Estas relaciones entre las dos orillas, que han sido objeto de discusión entre la comunidad científica desde hace mucho tiempo, han quedado demostradas con el minucioso trabajo del prehistoriador, según la fuente.

Eduardo Vijande ha tenido que llevar a cabo una labor descriptiva muy completa de todos los objetos arqueológicos hallados en la cueva así como elaborar un detallado estudio espacial y una valoración socioeconómica de las tribus asentadas en esta zona.

Según ha explicado a Efe el codirector de la tesis, José Ramos Muñoz, profesor titular de Prehistoria en el campus gaditano, el estudio pone de manifiesto "el peso de la ganadería y la agricultura en la región durante la antigüedad así como la existencia de redes de circulación y contactos entre ambas orillas desde muy atrás".

El experto lo tiene muy claro: "encontramos similitudes evidentes en los modos de vida y de trabajo".

Estos vínculos transmarítimos se evidencian, a juicio del catedrático, en que "hay una serie de objetos decorativos que enmarcan estas relaciones, más elementos tecnológicos y arqueológicos que indican similitudes tanto de técnica como de estilo, por lo que claramente hubo contacto y relaciones".

Estas relaciones se demuestra que en la época neolítica los pueblos del Estrecho disponían de medios de transporte marítimos que les permitían desplazarse de Europa a África y viceversa.

Los directores del proyecto y el Instituto de Estudios Ceutíes, a raíz de los hallazgos, han decidido trabajar para generar una publicación a partir de la tesis.

La idea es que tenga formato libro y constaría de unas 250 o 300 páginas ya que el trabajo original supera las 500 páginas, con lo cual se pretende acercar la información recogida a la comunidad científica y a la ciudadanía en general.

La cueva de La Cabililla en Ceuta ha evidenciado, una vez más, que la prehistoria tiene un punto importante de estudio en esta zona del Estrecho.

Extraído de ABC