sábado, 29 de enero de 2011

Paralelismos entre la evolución biológica y la evolución del lenguaje.

La revista PLoS Biology recoge un interesante artículo que afirma que existen serios paralelismos entre la evolución del lenguaje y la evolución de las especies postulada por Charles Darwin. Os presento algunas ideas extraídas del mismo y, para profundizar en el tema, os animo a la lectura del artículo.
.
En Febrero de 1837, incluso antes de que el Beagle partiera, Sir John Herschel ya tenía la idea de que los idiomas tenían un ancestro común. Esto se recoge en una carta que Darwin envió a su hermana Caroline donde afirmaba:
.
Las herramientas empleadas para analizar la evolución biológica pueden ser usadas para investigar la evolución del lenguaje, y lo curioso es que al hacerlo hay similitudes interesantes. El biólogo Mark Pagel de la Universidad de Reading, U.K. afirma que “los idiomas se parecen extraordinariamente a los genomas”. Incluso llega a afirmar que “es posible que existan reglas generales de evolución del lenguaje al igual que ocurre con la evolución biológica”.
.
Observando las 200 palabras más comunes de 87 idiomas indoeuropeos, el equipo de Pagel encontró que la frecuencia con la que éstas eran usadas en cada conversación explicaba la mitad de las variaciones que se producen. El Dr. Erez Lieberman de la universidad de Harvard ha encontrado que en el último siglo, los verbos ingleses se han regularizado con una frecuencia inversamente proporcional a su uso. Algunos investigadores piensan que la frecuencia de variación por el uso es comparable a la variación de algunos genes, con lo que para algunas palabras sería posible construir árboles filogenéticos para buscar las relaciones entre los diferentes idiomas, quizá hasta hace 20.000 años, a diferencia con los 8.000 que hasta ahora se supone como límite de conocimiento.
.
Pagel y sus colaboradores encontraron que los cambios ocurren lentamente, pero súbitamente aparecen cambios bruscos, tal como ocurre en lo que los biólogos llaman el equilibrio puntuado. Estas bruscas variaciones ocurren cuando existe una “especiación” lingüística, cuando dos poblaciones divergen y sus idiomas también lo hacen.
.