miércoles, 14 de septiembre de 2011

Un yacimiento muestra la labor textil en la prehistoria.

Las excavaciones que se llevan a cabo en el yacimiento arqueológico de Peñalosa, en Baños de la Encina (Jaén), han sacado a la luz restos de una febril actividad textil hace 4.000 años. Los vestigios prehistóricos ayudan a explicar cómo era la vida en la Edad del Bronce. Los trabajos que dirige el catedrático de Prehistoria de la Universidad de Granada Francisco Contreras han consistido en la excavación de la zona fortificada de la acrópolis, quedando demostrada la existencia de varias fases en la ocupación del poblado durante la Edad del Bronce.

En una de las casas se ha documentado todo el desarrollo de una actividad textil muy especializada, con la existencia de un telar vertical apoyado en la pared (se conservan las improntas del barro que sujetaba los maderos de encina), más de 30 pesas de arcilla para tensar los hilos del telar y punzones y agujas de hueso relacionados con la confección de tejidos. También se han localizado distintas vasijas de almacenamiento (orzas) con restos de cereales y legumbres, así como un buen número de dientes de hoz de sílex que muestran el trabajo agrícola de la recolección de cereales.

Un segundo complejo ha mostrado el ajuar de un posible minero de Peñalosa con la aparición de varios martillos para la extracción del mineral. También se ha hallado un juego de dos escoplos de bronce.
.
Extraído de El País