lunes, 12 de marzo de 2012

Cómics rusos de la Edad de Piedra.

Los objetos valiosos se muestran normalmente en los museos. Pero a veces hay reliquias que no se pueden poner en exposición – como es el caso de unas que se esconden en los bosques del norte de Rusia. Sabiendo que había grabados rupestres en algunas islas del lago Kanozero, Jan Magne Gjerde, director del proyecto en el Museo de la Universidad de Tromsø, salió para allí para documentarlos como parte de su tesis doctoral. Pronto él y sus colegas se encontraron que el número de petroglifos conocidos había aumentado de 200 a más de 1.000.
Kanozero Stone Age Cartoons
“Todavía me dan escalofríos en la columna cuando hablo de esto porque fue una experiencia muy emocionante encontrar estos grabados”, dice Gjerde. ”No importa lo mucho que explore en los próximos 50 años, lo más probable es que nunca voy a encontrar algo comparable.”
En el verano de 2005, Gjerde condujo durante más de 5.300 kilómetros desde Noruega hasta el este del lago Kanozero. Junto con sus colegas rusos descubrió lo que él llama algunos de los más antiguos dibujos animados del mundo.
“Los petroglifos se encuentran en cuatro sitios en la zona, en tres islas y en un bloque de piedra a orillas del lago. Los más antiguos son de la Edad de Piedra y de entre 5.000 y 6.000 años “, explica Gjerde. El sitio principal está en la isla de Kanozero.  
De acuerdo con Gjerde, estos no son como los petroglifos que estamos acostumbrados a ver, que representan a un alce o a un ciervo. Estos son unos dibujos animados fantásticos que presentan episodios enteros. Por ejemplo, el que encontraron en el sitio principal, lo que representa es una cacería de osos.
Se describe en detalle un cazador que se dirige hacia arriba con los esquís puestos y persiguiendo a un oso. Las huellas de los esquís presentan, como cabría esperar de alguien que va subiendo por una pendiente, una buena distancia entre los pasos. El cazador entonces coloca los pies juntos, desciende una pendiente, se detiene, se quita los esquís, da cuatro pasos y hunde su lanza en el oso.
“Este es el ejemplo más antiguo de un petroglifo de dibujos animados que conocemos, al menos en el norte de Europa, por lo que fue totalmente emocionante tener la oportunidad de formar parte de este descubrimiento”, dice.
Gjerde y sus colegas acamparon en una tienda en Kanozero durante diez días, mientras documentaban los descubrimientos. El tiempo vuela cuando de repente se tienen que hacer diez veces más dibujos de los que se esperaba. Primero marcaron alrededor de las figuras con yeso y luego las trasladaron a hojas de plástico, que podrían ser traídas de vuelta a casa, y lo dejaron todo bien fotografiado y documentado. Gjerde admite que la tarea fue difícil a veces porque de repente empezaba a llover, y estar sobre una base de plástico mojada y marcar con un rotulador no es tan fácil.
“En realidad yo no tenía láminas de plástico suficiente conmigo, porque yo esperaba sólo 200 petroglifos, no 1000. Fue muy frustrante a veces, y debido a la lluvia usé toda mi ropa y todo lo que tenía de papel para secar el plástico.”
Las figuras representadas en los grabados rupestres del Lago Kanozero incluyen alces, barcos, ballenas, seres humanos, líneas de arpón, castores y todo tipo de imágenes ordinarias y extraordinarias, las escenas de un pasado lejano.
Esto no es una obra de arte que fuera fácil de hacer. “Mira por ejemplo esta ballena”, dice. ”Tiene más de un metro de largo y toda la figura, está grabada en profundidad. Esto dice algo sobre el estilo de vida de las personas que hicieron las tallas. Debe haber sido una sociedad muy rica, porque para hacer estos grandes petroglifos se necesita su cuota de tiempo libre. “
El propósito de los petroglifos es una cuestión de debate. ¿Fueron las ilustraciones de cuentos, ¿tenían un significado religioso o hay otras razones por las que estas personas prehistóricas tallaron imágenes de sí mismos y sus hechos en la roca?
“No sabemos a ciencia cierta por qué lo hicieron, pero alardear de una caza exitosa es algo todavía todos hacemos. Esto podría ser una evidencia de la jactancia en la Edad de Piedra. Sería mucho mejor volver a casa con un cuento de matar a un oso que traer de vuelta una liebre”. Él piensa que probablemente había algo más que simplemente el hecho de alardear, ya que cuando usted coge un botín de 1.300 kg de ballena beluga, el suministro de alimentos está garantizado durante semanas. ”No es difícil entender que querían presumir de algo así.”
“Hasta ahora podíamos excavar un poblado o encontrar puntas de flecha, pero por lo general no encontrábamos evidencias directas de qué tipo de animales han sido cazados con este tipo de armas”, dice Gjerde, mientras muestra una figura de líneas de arpón, que indican que las personas que las dibujaron salieron al Mar Báltico a cazar ballenas.
La mayoría de los petroglifos estaban cubiertos todavía de hierba cuando Gjerde y sus colegas llegaron. Así que gran parte de su tiempo se dedicó a la eliminación de esta hierba y al lavado de la roca al descubierto. Gjerde dice que sus esfuerzos eran como borrar el intervalo de tiempo de 5.000 años. Era como enterrar a una instantánea de hoy y alguien en un futuro lejano podría tener una noción de lo que estaba pasando cuando estabas vivo.
“Estas personas, en este punto, documentaron parte de su vida y tuve la suerte de ser una de las primeras personas en 5.000 años para verlo de nuevo”, afirmó.