miércoles, 11 de abril de 2012

Mamut fue atacado por un león y desmembrado por seres humanos.



Los restos del mamut joven descubiertos a orillas del Glacial Ártico, en Siberia, muestran huellas de que el animal fue atacado por un león de las cavernas y desmembrado por cazadores humanos, revelaron hoy investigadores.

El mamut -bautizado como Yuka- fue hallado entre el hielo, lo cual le mantuvo en excelentes condiciones de preservación, permitiendo incluso que su pelo, rubio rojizo de entre 35 y 40 centímetros de largo, esté casi intacto y aún cubriendo sus patas.

Las primeras observaciones científicas sobre este animal, descubierto el mes pasado en Yakutsk, fueron presentadas en un documental difundido este miércoles por la cadena de noticias British Broadcasting Corporation (BBC).

El color muy claro del pelo de esta hembra joven, de 2 años y medio, es uno de los aspectos más destacados ya que se han hallado otros restos de mamuts cuyo pelo tiene tonalidades demasiado claras que no pueden explicarse sólo por la alteración de los colores con el tiempo.
“Yuka tiene rastros de haber sido atacada por un depredador o un gran felino, quizá un león de las cavernas”, explicó Bernard Buigues, un explorador francés que encabeza el programa de mamuts que lleva a cabo el estudio de los restos.

“Tiene grandes arañazos en las piernas, pero también una larga incisión hecha por un animal desde la base de su cráneo hasta el nivel de la espalda. Tuvo que ser cortada por un cazador que quería obtener la reserva de grasa y la carne fácilmente accesible”, precisó.

Otro hecho insólito es que grandes huesos -incluyendo el cráneo- fueron encontrados cerca de los restos de Yuka, por razones que aún no determinan los científicos, aunque especulan que se trataría de un ritual o bien de cazadores que sólo buscaban la médula.

En cualquier caso, “estas interacciones entre un cazador humano y un mamut son únicas. Nos habíamos visto nada de este género”, indicaron los expertos.

Más estudios científicos serán necesarios para aprender más sobre los últimos momentos del animal y saber exactamente el tiempo en el cual vivió, que se estima habría sido entre 10 mil a 30 mil años atrás.

El mamut fue encontrado por habitantes de la región en Siberia, en un pequeño acantilado expuesto por la erosión.
.
Extraído de La Crónica de Hoy