lunes, 9 de abril de 2012

Un escáner en 3D para conservar las riquezas arqueológicas canarias.

Al aplicar estos sistemas se identifica informáticamente a cada elemento del patrimonio y se agiliza su gestión en las cartas arqueológicas.




"La arqueología canaria debería aumentar la inversión en tecnología e innovación, como realizar escáner en 3D de cuevas prehispánicas, grabados rupestres, materiales arqueológicos, así como el patrimonio artístico e histórico, lo que permitiría supervisar la degradación y tener una foto fija" que ayude a su conservación".

Así lo indica en una entrevista a Efe Marco Moreno, codirector de Tibicena. Arqueología y Patrimonio SLP, empresa a la que la Dirección General de Cooperación y Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias ha encargado el desarrollo del sistema de información geográfica "Sigamac" para el patrimonio arqueológico de las islas.

Marco Moreno señala que este es un proyecto europeo y Tibicena se encargará de recopilar toda la información correspondiente a Canarias, lo que espera culminar durante el primer trimestre de este año.

Explica que los sistemas de información geográfica aplicados a la arqueología permiten, a partir de la combinación de los datos cartográficos, así como de la documentación existente (bases de datos y tablas) gestionar el patrimonio arqueológico e histórico, desde una excavación arqueológica, hasta la gestión de cartas arqueológicas o cascos históricos.

Al aplicar estos sistemas se identifica informáticamente a cada elemento del patrimonio y se agiliza su gestión en las cartas arqueológicas insulares o municipales con datos cartográficos y alfanuméricos, detalla.

De esta manera se puede determinar qué yacimientos arqueológicos se verían afectados si se amplía una carretera en 5 metros en cada margen, por ejemplo.

Marco Moreno indica que Canarias podría estar mejor en el uso de estos sistemas informáticos aunque la situación no es mala, pues hay empresas dedicadas a la arqueología en las islas que se encuentran a la vanguardia en este aspecto, así como administraciones públicas, sobre todo insulares, que ya disponen de tales herramientas.

Sin embargo, apunta que falta un poco más de inversión en innovación aplicada al patrimonio y en concreto, en técnicas para la conservación, como son "las técnicas fotogramétricas, ya a través de láser, ya a través de software fotogramétricos".

Con estas técnicas se puede realizar un escáner en 3D de aquel patrimonio con algún tipo de necesidad especial, como se ha hecho, entre otros sitios, en la Casa de Osuna de La Laguna, lo que permite tener "una foto fija de un bien que no es renovable, una casa antigua que, como se modifique, pierde la patina del tiempo".

Así se obtiene una imagen tridimensional de extraordinaria calidad por cuanto la textura y las medidas se captan al milímetro, y se puede "monitorizar" la degradación en caso de que la hubiera, por ejemplo una grieta en la pared.

Marco Moreno precisa que este escáner tridimensional se ha aplicado ya en grabados rupestres de La Gomera, en enterramientos funerarios de la zona norte de la Catedral en Gran Canaria y en cerámica del siglo XVI recuperada de un yacimiento submarino en La Graciosa.

A su juicio, con esta técnica se podría, además de reparar los daños producidos por el paso del tiempo, los causados por el expolio en los yacimientos.

Por ello podría utilizarse para tener un documento tridimensional de los podomorfos en la montaña de Tindaya, en Fuerteventura, que están sometidos al deterioro, y asíproceder a una reconstrucción fiel al original.

Otra ventaja de este modelo en 3D, prosigue Marco Moreno, es que se puede proyectar y exhibir el elemento escaneado a personas que no pueden acudir al yacimiento arqueológico por su difícil acceso, y que de esta manera tendrían una imagen fidedigna del patrimonio.


Extraído de La Provincia