lunes, 21 de mayo de 2012

Carmona prevé comenzar la rehabilitación del Alcázar del Rey Don Pedro en junio, por 333.000 euros.


Las obras de consolidación y restauración de los muros y torres del Alcázar del Rey Don Pedro I o Alcázar de Arriba en el municipio sevillano de Carmona se iniciarán previsiblemente en junio, después de que se haya ya formalizado el contrato de ejecución por 333.364 euros Geotecnia y Cimientos SA, con el objetivo de evitar posibles derrumbes y abrirlo al turismo lo antes posible.

   Según ha explicado a Europa Press el arquitecto responsable de la actuación, Pablo Diáñez, el inicio de estas obras de urgencia, cuyo contrato se encuentra ya firmado, se encuentra a la espera de que el proyecto de arqueología cuente con la licencia previa de la Comisión Provincial de Patrimonio, algo para lo que esta semana se llevará a cabo una reunión con todas las partes implicadas con el objetivo de que las obras puedan iniciarse en junio.

   Así, explica la obra, que se prevé dure cuatro meses, abordará exclusivamente la sostenimiento de las distintas infraestructuras que se encuentran "a punto de caerse", como el lienzo de muralla oeste, además de crear un acceso propio solicitado por el Ayuntamiento para que los turistas no tengan que depender de la entrada por el patio del Parador Nacional existente.

   Diáñez recuerda que desde que el Ayuntamiento se hizo cargo con la titularidad del alcázar en 2008 se ha apostado por abrirlo, a través de la antigua puerta de jardines norte en la muralla, y organizar en el interior una visita básica para intentar incorporarlo al patrimonio visitable de Carmona. "Ahora se realizarán las obras de emergencia, pero se abre una interesante oportunidad para el conocimiento sistemático del alcázar y su puesta en valor tras una primera campaña de estudios iniciada en 2009", señala el arquitecto.

   En este sentido, apuesta porque el monumento sea visitado y pueda seguirse estudiando para tener un conocimiento sistemático de su estructura y usos, realizando campañas anuales de rehabilitación impulsadas por la colaboración social. Además, insta a la realización de un centro de interpretación del propio alcázar, de unos 250 metros, para lo que ya se espera repuesta de la Administración central.


LICENCIA URBANÍSTICA.

   Igualmente, cabe recordar que la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Carmona ya aprobó a finales de octubre el conceder licencia urbanística de obras al Gobierno para llevar a cabo estas obras, que incluían la restauración de los muros y torres con más riesgo de desaparición y las obras necesarias para el acondicionamiento básico para una futura visita pública a este enclave patrimonial con la reapertura de la puerta y el postigo del lienzo Norte.

   El Ayuntamiento recuperó en 2008 la propiedad del alcázar, cedido en 1967 al Estado para la construcción del Parador Nacional de Turismo. En su momento, la administración central sólo ocupó el patio de armas, por lo que el resto del alcázar quedó en abandono y sufriendo un continuo deterioro con el paso del tiempo.

Extraído de Europapress