viernes, 18 de mayo de 2012

La iglesia de Santa Catalina, ¿un muro de las lamentaciones?

La plataforma ciudadana creada en Facebook convoca una acción de protesta hoy a partir de las 21:00.

Una plataforma ciudadana creada a través de la red social Facebook con el objetivo de instar a la restauración de la Iglesia de Santa Catalina de Sevilla, que cuenta con unas 1.400 adhesiones, ha convocado una acción de protesta hoy a partir de las 20:00 horas ante la puerta principal del templo, instando a vecinos y ciudadanos a convertirla en un "muro de las lamentaciones". 



Cuando se cumplen 2901 días del cierre de Santa Catalina, esta plataforma pretende convertir la iglesia en "un gran muro de las lamentaciones" de Sevilla donde dejar constancia de su "queja o lamento" ante el estado del templo tras ocho años de abandono.  

Con este objetivo, solicita que se lleve escrito en un papel un "texto, queja, oración o dibujo"para que quede pegado en sus muros "a modo de lágrima o triste lamento de un atentado cultural que puede convertirse, si no se remedia, en irreversible". Así, advierte de que, aunque los textos puedan ser duros, deben guardar el "debido respeto"

Además, realiza un llamamiento a los vecinos de zonas aledañas a Santa Catalina a que saquen a sus balcones sus carteles, pancartas, lazos o cualquier elemento para reivindicar la restauración de Santa Catalina. "Demostremos que el barrio no le da la espalda a su templo y que va a luchar por su recuperación", sentencia. 

Igualmente, recuerda que se están confeccionando unas pulseras reivindicativas con el textoRestauración Santa Catalina ya, que junto con los lazos color albero, ayudarán, "un poco más si cabe, en dar a conocer este movimiento ciudadano". 

Desde la plataforma se hace hincapié en que el día 3 de junio se cumplirán ocho años del cierre de Santa Catalina, "más de 2.900 días en los que sólo se han reparado sus cubiertas", mientras que actualmente se han detectado hundimientos de sus pilares de entre seis y ocho centímetros, "lo que provoca un evidente riesgo de desplome de la iglesia". 

"No se trata de un problema de competencias o de responsabilidad moral entre las distintas administraciones públicas y la Iglesia como propietaria, sino que el problema es real y más urgente porque el templo, ejemplo del barroco andaluz y que aúna el gótico y el mudéjar, se hunde cada día más", sentencia.


Extraído de Diario de Sevilla