martes, 1 de mayo de 2012

La selección natural afecta a los humanos modernos. Darwin sigue 'dirigiendo' la evolución humana.



¿Ha terminado el proceso de evolución del ser humano? ¿Está la especie estancada debido al efecto de las adaptaciones culturales y del avance de las sociedades? Uno de los grandes debates abiertos entre biólogos y científicos sociales es hasta qué punto las poblaciones humanas continúan experimentando los efectos de la selección naturalexpuesta por Darwin. Los procesos para el estudio de este campo están perfectamente definidos por la ciencia, pero la falta de bases de datos suficientemente grandes y fiables ha complicado su investigación.
Fotografía contenida en los registros. | V. L.
Fotografía contenida en los registros. | V. L.
Un grupo internacional de científicos, liderado por investigadores del Departamento de Ciencias Animales y Vegetales de la Universidad de Sheffield (Reino Unido), acaba de presentar un estudio en profundidad del registro de la iglesia luterana de Finlandia para determinar si los cambios demográficos, culturales y tecnológicos acontecidos tras la revolución agrícola afectaron a la selección natural y sexual en la especie humana actual.
La investigación, publicada en la revista científica 'Proceedings of the National Academy of Sciences' (PNAS) ha contado con datos de 5.923 personas nacidas entre 1760 y 1849. Como parece lógico por la época y el lugar en los que vivieron los individuos, la población estudiada se caracterizaba por una monogamia impuesta socialmente. Según citan los propios autores en el trabajo, el registro de la iglesia luterana contenía una completa información sobre la supervivencia, apareamiento y éxito reproductivo de cada individuo.

Independiente de la revolución cultural y tecnológica.

Los resultados presentados por los investigadores demuestran que los seres humanos están en constante evolución. "Nuestras conclusiones enfatizan la idea de que los cambios demográficos, culturales y tecnológicos de los últimos 10.000 años no han descartado el potencial de la selección natural y sexual de nuestra especie", aseguran los autores en el artículo publicado en PNAS. El aumento de la supervivencia de individuos debido a los avances en la medicina y en la tecnología no ha conseguido alterar los procesos descritos en el siglo XIX por el padre de la Evolución, Charles Darwin.
La genealogía es muy popular en Finlandia. El país cuenta con algunos de los mejores datos disponibles para la investigación, gracias a los registros detallados de la iglesia en cuanto a nacimientos, defunciones, matrimonios y riqueza. Según afirma el lider de la investigación, Virpi Lummaa, de la Universidad de Sheffield, "estos datos imparciales nos permitieron estudiar cómo evoluciona nuestra especie". 
El investigador principal, Alexandre Courtiol, del Instituto de Estudios Avanzados de Berlín, añade que "las características que aumentan el éxito de apareamiento de los hombres tienden a evolucionar más rápido que en las mujeres. Esto se debe a que aparearse con un mayor número de individuos aumenta el éxito reproductivo en mayor medida en hombres que en mujeres", explica. "Sorprendentemente, sin embargo, la selección afecta a las personas ricas y pobres en la misma medida".
Virpi Lummaa asegura que los nuevos avances "no han frenado la evolución de nuestra especie. Hemos demostrado que una selección significativa ha tenido lugar en poblaciones muy recientes, y es probable que siga teniendo lugar, por lo cual, los seres humanos continúan estando afectados, tanto por la selección natural, como por la sexual".
Extraído de El Mundo