lunes, 21 de mayo de 2012

Los técnicos de la Unesco tumban la candidatura Monfragüe-Plasencia-Trujillo.

Los expertos recomiendan "no inscribirla" en la lista mundial a pesar de reconocer sus potencialidades. El hecho de haber presentado tres enclaves combinados,a diferencia de lo que se creía, ha restado opciones.


Los técnicos de la Unesco han recomendado "no inscribir" en la lista de Patrimonio de la Humanidad, en la que ya están Cáceres, Mérida y Guadalupe, la candidatura extremeña formada por las localidades de Plasencia y Trujillo junto con el Parque Nacional de Monfragüe, según confirmó ayer el alcalde placentino, Fernando Pizarro.
La propuesta no es vinculante, pero la candidatura pierde así muchas opciones de ser ratificada por el Comité de la Unesco durante la reunión que este celebrará en la localidad rusa de San Petesburgo a finales del próximo mes.
Pizarro calificó la noticia como "nada positiva y dura a priori, ya que hemos puesto mucha ilusión en esto, aunque nos quedamos con la esperanza y lo positivo que hemos conseguido en el marco de este proyecto".
El regidor placentino cree que la evaluación de la candidatura realizada por los expertos de la Unesco (visitaron la zona a declarar a mediados del mes de noviembre pasado) pone de manifiesto que "tenemos muchas cosas que cambiar y modificar para estar a la altura de las circunstancias y poder ingresar en una lista tan importante para la ciudad, por todo lo que supone de reclamo turístico y protección patrimonial".
No obstante, el edil recordó que Plasencia ha sido valorada con criterios "muy positivos", si bien "es el conjunto de la candidatura la que, a juicio de la Unesco, carece de ciertos elementos a muchos niveles que no le permiten acceder a la declaración".
A pesar de todo, Pizarro señaló que su ciudad volverá a intentarlo en una próxima edición "porque ese reconocimiento sería un beneficio muy importante para el norte".
ORIGINALIDAD La candidatura extremeña echó a andar en el 2008. El año siguiente se inscribió en la Unesco con otras 54 candidaturas españolas, siendo escogida por el Gobierno para representar a nuestro país en junio del 2010.
La idea barajada para confeccionar la candidatura era que los tres enclaves juntos podrían tener más opciones de lograr la declaración mundial, ya que el proyecto combina el patrimonio cultural y el natural.
Una de las principales ventajas con las que cuenta el trío es la gran variedad de patrimonio que reúnen Plasencia, Trujillo y los 14 municipios del entorno de Monfragüe, además del potencial medioambiental del parque nacional.
La directora general de Patrimonio del anterior Ejecutivo regional, Esperanza Díaz, defendió durante la presentación del proyecto que una de las ventajas de la candidatura era "ser un paisaje cultural completo. Tiene una serie de valores creados por el hombre y es un testimonio esencial en la historia del occidente europeo gracias a sus elementos estéticos o a sus fenómenos naturales excepcionales". Y si bien estos son algunos de los requisitos que suelen tener en cuenta los técnicos, no parece que hayan sido suficientes para emitir un informe favorable al conjunto que se presentaba.
La candidatura ciertamente cuenta con una importante mezcla de patrimonio histórico y natural, además de con una red de ciudades, lo cual se entendía que podía ser un factor original para convencer al jurado. Pero lo cierto es que en los últimos años la Unesco es reacia a conceder más títulos en Europa, donde se encuentran la mayoría.