miércoles, 23 de mayo de 2012

Tras las 'huellas genéticas' del yeti. ¿Se trata de neardentales supervivientes?


Un equipos de científicos de la Universidad de Oxford y del Museo de Zoología de Lausanne se ha propuesto examinar las "huellas genéticas" dejadas supuestamente por el yeti para determinar la posible existencia de un humanoide con un DNA distinto al del 'homo sapiens'.
"Nos vamos a adentrar en un área en el que la seriedad académica se ha enfrentado hasta la fecha con investigaciones excéntricas o erróneas", admite Bryan Sykes, del Wolfson College de Oxford, que aspira abordar el tema con el rigor científico que ha faltado hasta la fecha.
La base del proyecto es el archivo recopilado en Lausanne durante medio siglo por el zoólogo Bernard Heuvelmans, a partir de supuestas pruebas (desde huellas a muestras de cabello) recopiladas en sucesivas expediciones de alta montaña desde 1950 en las que se dieron cuenta de posibles "avistamientos".
La investigación abarca desde el yeti, 'migoi' u hombre de las nieves del Himalaya al 'bigfoot' de las Montañas Rocosas, el 'almasty' del Cáucaso y el 'orang pendek' de Sumatra.
Según Bryan Sykes, la investigación aspira no sólo a indagar genéticamente en el enigma, sino a profundizar "en las interacciones cada vez más conocidas entre la especie humana y sus predecesores".
"En los dos últimos años ha quedado claro que hubo apareamientos entre el 'homo sapiens' y los neardentales", declaró el profesor de Oxford. "Del 2% al 4% del ADN de cada europeo es neardental".

El origen del 'yeti'.

Una de las hipótesis menos descabelladas sobre el origen del yeti es que se trate posiblemente de neardentales supervivientes, y por tanto genéticamente distintos al 'homo sapiens'. El proyecto conjunto incluirá la toma de muestras genéticas a los habitantes de alta montaña de localidades próximas a donde se han producido "avistamientos".
Todas las pruebas de AND realizadas hasta la fecha a supuestas "muestras" del 'yeti' han resultado ser "negativas". El profesor Sykes admite sin embargo que los experimentos efectuados en el pasado han sido poco rigurosos y han estado expuestos a "contaminación" humana.
"Los avances de la ciencia forense, en particular el estudio del cabello, han mejorado sustancialmente y nos van a permitir llegar a conclusiones mucho más precisas", asegura Sykes, que dirigirá el proyecto en colaboración con el director del Museo de Zoología de Lausanne, Michel Sartori.
¿Servirá el rastreo de las huellas genéticas para determinar finalmente si el 'yeti' existe? "No lo sabemos", admite Sykes a la agencia Reuters, con escepticismo preliminar. "Es improbable que lleguemos a una conclusión definitiva. Pero si no examinamos las muestras, tendremos aún menos posibilidades de saberlo".
Extraído de El Mundo

2 comentarios :

El sr. Hormigos. dijo...

¿Entre un 2 y un 4% de ADN Neandertal?

Poco me parece, para los europeos que se ven por ahí...

Antrophistoria dijo...

Toda la razón, a mí también me parece poco. Pero hay que sacar noticias impactantes y, sobre todo, mediáticas para recibir más subvenciones...