jueves, 28 de junio de 2012

La Junta alerta del estado del castillo y exige la adopción de medidas.

El edificio es propiedad de la familia Ballesteros, que lo cedió ‘extraoficialmente’.


Una reciente inspección por parte del personal técnico de la Junta de Castilla y León ha hecho oficial la evidencia: el castillo de Cea se deteriora progresivamente y las deficiencias que presenta hacen de él un edificio “altamente peligroso”.

Tras el reconocimiento sobre el terreno, el Servicio Territorial de Cultura y Patrimonio ha remitido al Ayuntamiento de Cea un informe donde se detalla el estado del edificio, sus debilidades y puntos negros, a la vez que se insta a que adopten “medidas urgentes” con el fin de evitar daños a terceros en el caso de que algún fragmento de la fábrica del castillo se precipite o sufran igualmente daños los visitantes que intenten acceder al mismo.

Se hace necesario precisar que la construcción, del siglo XV, se yergue sobre un castro muy escarpado a consecuencia de la erosión y en cuya base radica una zona de esparcimiento, –a orillas del río Cea– que sirve normalmente de punto de reunión y juego para los más pequeños.

Además, el acceso al castillo no está delimitado y tampoco existen señales de balizamiento que marquen los lugares peligrosos como así se viene exigiendo desde la Junta de Castilla y León, que no es la primera vez que llama la atención sobre esta materia, confirman fuentes consultadas por el este periódico.

Así todo, existe un problema de fondo que dificultaría cualquier adopción de medidas, y es que, la titularidad del Castillo de Cea, no está del todo clara.

Según fuentes municipales, la propiedad del Castillo de Cea corresponde a la familia Ballesteros que, no obstante, sí habría redactado en la década de los ochenta un documento a favor de la Junta Vecinal de Cea donando el bien. “Se hizo un intento de donación que fue nulo, no se ajustaba a la legalidad”, informan fuentes municipales. 

Así, la pieza, declarada Bien de Interés Cultural, sería todavía propiedad de la familia Ballesteros aunque estos últimos sí habrían mostrado su intención de traspasar el castillo al pueblo de Cea, intenciones que no quedaron plasmadas de acuerdo a la ley, aunque la construcción “sí se registró en el Catastro a nombre de la localidad”.



Lista Roja del Patrimonio.

De nada ha servido al máximo exponente patrimonial de Cea estar declarado como Bien de Interés Cultural (BIC según decreto de 1949): los desprendimientos se siguen sucediendo y la degradación del castillo ha llegado a niveles del colapso.

No en vano, en el año 2008, la asociación Hispania Nostra incluyó la fortaleza de Cea en su famosa ‘Lista Roja del Patrimonio’ señalando ya entonces que, el inmueble, se encontraba en “ruina progresiva”, deteriorado “por abandono” y en riesgo de “desprendimientos”.

La fortificación medieval de Cea, del siglo XV, se asienta sobre un antiguo castro y un castillo anterior destruido en el siglo XIII. Se conservan restos de un fuerte-torreón, con dos o tres pisos, que se encubrían con bóvedas de cañón ya hundidas y una puerta de arco apuntado de la antigua muralla.

Extraído de La Crónica de León