miércoles, 6 de junio de 2012

Un nuevo fósil, encontrado en Myanmar, constata la evolución antropoide en Asia.

 Un equipo internacional de investigadores ha anunciado el descubrimiento de 'Afrasia djijidae', un nuevo primate fósil, encontrado en Myanmar, que ilumina un paso crítico en la evolución de los primeros antropoides -el grupo que incluye a humanos, simios, y monos-.

   'Afrasia djijidae', de 37 millones de años, se parece mucho a otro antropoide arcaico, 'Afrotarsius libycus', descubierto recientemente en el desierto del Sáhara. La similitud entre Afrasia y Afrotarsius indica que los primeros antropoides colonizaron África poco antes de la época en que vivieron estos animales -la colonización de África por los primeros antropoides fue un paso fundamental en la evolución de primates y humanos, ya que sentó las bases para la posterior evolución de los simios más avanzados-. El artículo científico que describe el descubrimiento ha sido publicado en 'Proceedings of the National Academy of Sciences'.

   Durante décadas, los científicos han pensado que la evolución antropoide tuvo sus raíces en África. Sin embargo, los descubrimientos de fósiles más recientes en China, Myanmar, y otros países asiáticos, han alterado rápidamente la opinión científica acerca del lugar donde este grupo de lejanos ancestros humanos, evolucionó por primera vez. 'Afrasia' es el último de una serie de descubrimientos de fósiles que están derribando el concepto de África como punto de partida de la evolución de los primates antropoides.

   "'Afrasia' no solo ayuda a demostrar que los antropoides evolucionaron, por primera vez, en Asia, sino que también desvela que nuestros antepasadosantropoides primero se dirigieron a África, donde continuaron evolucionando en monos y seres humanos", afirma Chris Beard, paleontólogo en el Museo Carnegie de Historia Natural, y miembro del equipo del descubrimiento, que también incluyó a investigadores de Myanmar, Tailandia y Francia. Beard es conocido por su extenso trabajo sobre la evolución y origen de los primates antropoides.

   Los paleontólogos no se ponen de acuerdo sobre cómo y cuándo los primeros antropoides asiáticos hicieron su camino desde Asia hasta África. Si bien el descubrimiento de Afrasia no resuelve la ruta exacta seguida por los antropoides para llegar a África, sí sugiere que la colonización se produjo hace relativamente poco tiempo.

   'Afrasia', de 37 millones de años, posee dientes parecidos a los de 'Afrotarsius libycus', un primate del norte de África, del mismo período. Los cuatro dientes estudiados de 'Afrasia' fueron recuperados después de seis años de tamizar toneladas de sedimentos, cerca de Nyaungpinle. Los detalles de la forma de los dientes de 'Afrasia' indican que estos animales probablemente comían insectos.

   Debido a la complicada estructura de los dientes de los mamíferos, los paleontólogos los utilizan, a menudo, como huellas digitales para reconstruir cómo las especies extintas se relacionaron entre sí, y con sus parientes modernos. Estas similitudes proporcionan una fuerte evidencia de que los parientes del 'Afrasia' asiático colonizaron el norte de África, poco antes de la aparición del Afrotarsius en el registro fósil africano.


   "Durante años, pensamos que el registro fósil de África era simplemente escaso", declara el profesor Jean-Jacques Jaeger, de la Universidad de Poitiers, en Francia, líder del equipo y socio del Museo Carnegie de investigación. Según Jaeger, "el hecho de que estos antropoides similares vivieran al mismo tiempo, en Myanmar y Libia, sugiere que la brecha en la evolución temprana de los antropoides africanos es real".

   El descubrimiento de 'Afrasia' muestra que un linaje de antropoides tempranos colonizaron África hace 37 millones de años. Sin embargo, la diversidad de antropoides tempranos en Libia sugiere que la imagen real es más complicada: estos fósiles libios pueden ser los descendientes de uno o más colonos asiáticos, ya que no parecen estar especialmente relacionados con 'Afrasia' y 'Afrotarsius'. La evidencia fósil de la evolución de la divergencia -cuando una especie se divide para crear nuevos linajes- son los datos fundamentales para los investigadores en la evolución. El descubrimiento pionero de la relación entre Afrasia, de Asia, y Afrotarsius, de África del Norte, es un importante punto de referencia para precisar la fecha en que los antropoides asiáticos colonizaron África.

Extraído de Europapress