lunes, 30 de julio de 2012

China halla restos arqueológicos en el disputado Mar de China Meridional.

Expertos chinos anunciaron hoy el descubrimiento de restos arqueológicos junto a las islas Paracel (Xisha), cuya soberanía reclaman China y Vietnam, en un nuevo episodio de las estrategias de Pekín para defender sus derechos sobre el disputado Mar de China Meridional.
Los arqueólogos hallaron 12 lugares del lecho marino con restos históricos, especialmente porcelana, monedas y restos de barcos hundidos en la zona, que durante siglos fue lugar de paso de buques chinos, señalaron los expertos a la agencia oficial Xinhua.
Numerosos barcos de mercaderes chinos naufragaron en la zona en la antigüedad, durante sus rutas comerciales al sureste de Asia, India y Oriente Medio, según los historiadores.
Los hallazgos se han producido durante operaciones arqueológicas llevadas a cabo con el apoyo de patrulleras, en una zona de constantes tensiones entre Vietnam y China.
Los expertos además denunciaron que los yacimientos arqueológicos han sufrido robos a gran escala, especialmente a principios de este año.
China, Vietnam, Filipinas, Malasia, Brunei y Taiwán se disputan la soberanía de los archipiélagos de las Paracel y las Spratly, en el Mar de China Meridional, una zona en la que se cree que hay ricos yacimientos de hidrocarburos aún no explorados.
Esta semana, Pekín ha fundado la primera ciudad en esos archipiélagos hasta ahora deshabitados, Sansha (en una de las mayores islas de las Paracel), y también ha acordado con la anglo-holandesa Shell la exploración del lecho marino de la zona en busca de yacimientos de gas o petróleo.
Al mismo tiempo, Vietnam ha condenado la fundación de Sansha, ha mostrado mapas históricos de 1904 en los que las islas Paracel y Spratly no forman parte del territorio chino y hasta ha decidido prohibir que una de sus playas más famosas sea apodada "China Beach", un popular apodo que le dieron los soldados estadounidenses en la guerra de hace 40 años.
Extraído de La Información