lunes, 16 de julio de 2012

El ajuar funerario de Teresa Gil estaba elaborado en seda con velo de gasa y guantes de piel.


El ajuar funerario de Teresa Gil estaba compuesto de camisa, brial, guantes y velo y su extraordinaria relevancia estriba en el hecho de ser las únicas piezas de indumentaria femenina del siglo XIV que se conservan en España, según ha declarado Amalia Descalzo, investigadora del Museo del Traje de Madrid. La pieza más característica de este ajuar es el brial, vestido típico de la época, que se colocaba encima de la camisa de lino y que, en el caso de Teresa Gil estaba hecho en tafetán de seda de color azul, desde el cuello a los pies, con mangas y con vuelo amplio de cintura para abajo. Esta prensa está guateada con fibras de lana y algodón y va forrada con tafetán de lino en su color. Lleva además algunos motivos decorativos a lo largo de la prensa y en los puños y mangas donde se ven ojales y pequeños botones. Los guantes son de piel de cabritilla de dos piezas, salvo el pulgar, que se une por una costura de hilo de seda. El velo, que cubría su rostro era de gasa de seda decorado en sus extremos con listas de seda.
En definitiva, y según destaca Amalia Descalzo, las piezas del ajuar funerario de Teresa Gil son las típicas de los guardarropas femeninos de las primeras décadas del siglo XIV. «Quizás el brial, por sus características de tejido, color y longitud, nos informa de una persona de posición social privilegiada».
Extraído de Diario de León