martes, 3 de julio de 2012

Extremadura es una región con una gran riqueza arqueológica.

La consejera de Educación y Cultura, Trinidad Nogales, ha destacado que Extremadura es una región con una gran riqueza arqueológica, y concretamente ha indicado que Mérida es en sí misma una lección de arqueología.



Trinidad Nogales ha pronunciado estas palabras durante la presentación del XVI Curso Internacional de Arqueología de Mérida, organizado por el Consorcio Ciudad Monumental de Mérida y que este año cuenta con la colaboración de la Universidad de Oxford.

Durante su intervención, la consejera ha subrayado que la edición de este año tiene un carácter “especial”, porque se da un paso más en la búsqueda de la excelencia del trabajo arqueológico con la participación de la Universidad de Oxford.

Tanto es así que del total de los 24 alumnos que participan en este curso pertenecen a este centro británico, mientras que el resto provienen de universidades españolas y portuguesas.

El curso, que se desarrollará del 2 al 21 de julio, tiene un carácter monográfico dedicado a la arqueología tardorromana y altomedieval en la Península Ibérica, centrado especialmente en la evolución de las infraestructuras urbanas, con especial atención a los acueductos, así como en la arqueología de las iglesias durante este período.

Por ello, el director científico del Consorcio Ciudad Monumental de Mérida, Miguel Alba, ha adelantado que las prácticas de excavación se desarrollarán en el emblemático yacimiento de Casa Herrera, junto a la basílica paleocristiana, una de las más antiguas conservadas en la Península Ibérica, y en la conducción romana. Completará la formación sesiones teóricas diarias impartidas por especialistas de reconocido prestigio.


En este acto inaugural también ha estado presente la vicepresidenta Primera del Parlamento de Extremadura, Consuelo Rodríguez, ha subrayado que la XVI edición de este curso permite profundizar sobre cómo se ha desarrollado la práctica arqueológica en la comunidad autónoma.

Igualmente, ha señalado que este curso permite “reflexionar en voz alta acerca de la investigación del pasado de los humanos extremeños”.

Extraído de Digital Extremadura