martes, 31 de julio de 2012

Investigadores de la Usal confirman la presencia de estructuras residenciales en el yacimiento altomedieval.

Anteriores fases del estudio, que persigue arrojar luz sobre un período histórico muy poco conocido, detectaron la presencia de tumbas aisladas en el curso fluvial de la zona.

Los investigadores trabajan en la excavación arqueológica de El Rebollar.

Un grupo de investigadores españoles, portugueses y británicos dirigido por el profesor titular de Historia Medieval de la Universidad de Salamanca Iñaki Martín Viso ha podido confirmar la presencia de estructuras residenciales en el entorno del yacimiento de época altomedieval de La Genestosa, en la localidad salmantina de Casillas de Flores.
 
Concretamente, la excavación arqueológica se desarrolla del 16 al 28 de julio en el yacimiento de La Genestosa, un lugar ubicado en la comarca del Rebollar, al suroeste de la provincia de Salamanca, y que cubre una amplia extensión cuyo eje es el arroyo de la Guadaña o del Mazo de Prado Álvaro. En trabajos previos, como la prospección efectuada en el área el año pasado, los arqueólogos de la Usal ya habían detectado la presencia de un total de 18 tumbas excavadas en la roca, aisladas, sin formar necrópolis y articuladas en torno al curso fluvial.
 
El trabajo, enmarcado en el proyecto de investigación “Territorios e identidades locales en el centro de Península Ibérica altomedieval: análisis de las tumbas excavadas en roca” y financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad, persigue analizar las tumbas excavadas en la roca (el elemento más fácilmente reconocible del paisaje rural altomedieval) para, así, hacer visibles los asentamientos y los espacios agrarios de este periodo que data de los siglos VI al XI, tras el periodo romano y antes de la repoblación.
 
Por sus características y bajo la dirección técnica de Iñaki Martín Viso y Rubén Díez La Genestosa ha sido uno de los lugares seleccionados para efectuar una investigación en detalle, llevada a cabo por estudiantes y arqueólogos de varias universidades españolas y portuguesas, que ha permitido abrir cuatro sondeos. Gracias a su trabajo se ha podido comprobar la presencia de estructuras residenciales que podrían estar asociados a uno o varios asentamientos vinculados con las tumbas excavadas en la roca.
 
Asimismo, el grupo de arqueólogos ha recuperado material cerámico y recogido muestras, para un posterior examen en laboratorio que permita ofrecer datos concretos acerca de la cronología y las formas de vida de quienes habitaron esos lugares y construyeron las tumbas. 

 Periodo Altomedieval de la Península Ibérica.
 
Se trata de una época tradicionalmente considerada oscura, con una información arqueológica y escrita muy escasa. El proyecto se fija en el centro peninsular, incluyendo localizaciones españolas y portuguesas como áreas de estudio. 
 
El objetivo último es arrojar luz sobre este periodo histórico tan poco estudiado y mejorar el conocimiento del patrimonio histórico en las comarcas rurales de Salamanca.

Extraído de Salamanca 24 horas