sábado, 21 de julio de 2012

Los arqueólogos encuentran un calendario lunar magdaleniense en Becerreá (Lugo).




En el interior de las montañas de Becerreá se encuentran unas cuevas que están sacando a la luz objetos de gran valor histórico. Estos restos primitivos son descubiertos gracias al minucioso trabajo del equipo de arqueólogos de Manuel Vaquero, que en cada campaña, desde 2007, revisa palmo a palmo la tierra de las montañas lucenses y halla objetos tan valiosos como un calendario lunar descubierto hace unos días. Las grutas esconden estratos que a cuentagotas van dando sus frutos.
En la expedición de este año, que comenzó a principios de mes, los ocho arqueólogos de las universidades de Santiago y Rovira y Virgili de Tarragona se han centrado en examinar la cámara de entrada y el interior de las cuevas. En esta zona han descubierto cientos de restos de gran valor, entre ellos, Manuel Vaquero destaca un calendario lunar del periodo Magdaleniense (18.000-8.000 a.C.), «uno de los pocos ejemplares de este tipo que se conserva en la actualidad», asegura. Se trata de un hueso, posiblemente de pájaro, grabado con incisiones con múltiplos de siete, mediante las que los antiguos medirían las fases de la luna.
Extraído de El Progreso