martes, 3 de julio de 2012

Los dos poblados de Alcalà de Xivert revelan la llegada de los fenicios a Castellón.

Los arqueólogos creen necesarias más excavaciones porque sospechan que pueden encontrar más restos . Los restos hallados sirven para esclarecer la presencia de este pueblo en la provincia y cómo trajo el comercio.


La llegada del pueblo fenicio a Castellón. Esta revelación histórica es la que se extrae, en un principio, de los dos poblados de la Edad de Hierro hallados en los alrededores de la ermita de Santa Llúcia de Alcalà de Xivert.
Ayer se puso punto y final a unas excavaciones que han sacado a la luz dos yacimientos con numerosas piezas de cerámica y otros metales que arrojan luz “sobre el asentamiento del pueblo fenicio en la provincia y su aportación del comercio como forma de vida”, explica el arqueólogo que dirige las prospecciones, Gustavo Aguilella, quien asegura que, “a nivel de investigación, estos descubrimientos son muy importantes, porque se puede llegar a conocer los detalles de la presencia fenicia y su cronología”.
En la montaña hay dos poblados diferenciados, uno fechado en el siglo VI antes de Cristo y otro datado del segundo milenio antes de Cristo. No obstante, Aguilella afirma que el enclave “podría estar repleto de más yacimientos similares”, ya que “si hemos encontrado dos poblados es muy probable que demos con más y, por tanto, podríamos descender hasta estratos más inferiores para buscar más material”.
Por ello, confía en que “en un futuro se puedan realizar más catas, para sacar a la luz más hallazgos y completar las piezas encontradas”. En este sentido, destacó que “se han extraído un buen número de elementos y muy bien conservados, pero estos tendrán que ser sometidos a un exhaustivo proceso de análisis y restauración para recuperarlos”.
Muchos de los restos han aparecido rotos, por lo que las nuevas prospecciones se hacen necesarias “para poder completarlas”.

Ayuda de la diputación. 
La Diputación de Castellón ha auspiciado la excavación, después de que el Ayuntamiento realizara diversas obras en el ermitorio y hallara piezas cerámicas. El alcalde, Francisco Juan, pidió consejo a la administración provincial para realizar una actuación más profunda y analizar los hallazgos.
Precisamente, este es el siguiente paso a realizar una vez concluidas las catas. Un trabajo que se prolongará “por varios meses”, dada la gran cantidad de material que se ha encontrado.
Indicar que uno de los legados más importantes que dejó el pueblo fenicio fue su arte en objetos cerámicos y el comercio, que extendió por una gran parte de la costa del mar Mediterráneo.