jueves, 16 de agosto de 2012

En busca de la primera tumba neandertal.

Expertos estudiarán en un yacimiento madrileño la que podría ser la primera tumba neandertal.

Arqueólogos y antropólogos trabajando en el yacimiento de Calvero de la Higuera.
Un grupo integrado por 150 arqueólogos, paleontólogos, geólogos y topógrafos trabajará durante 40 días en los yacimientos del Calvero de la Higuera, en la localidad madrileña de Pinilla del Valle, para tratar de encontrar la que podría ser la primera tumba neandertal de la Penísula Ibérica y la más meridional de toda Europa.
Los trabajos, que comenzaron ayer y se enmarcan en la undécima campaña de excavaciones del Museo Arqueológico Regional (MAR) –dependiente de la Consejería de Cultura y Deporte–, se realizarán en el único punto del mundo que aglutina tres yacimientos neandertales tan próximos unos de otros: el de Abrigo de Navalmaíllo y los de las cuevas de la Buena Pinta y Des-Cubierta. Esta zona, denominada 'Los Calveros', fue declarada en 2005 Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de arqueología y paleontología por la Comunidad de Madrid.
Es la Cueva Des-Cubierta la que despierta más expectativas entre el grupo de expertos, ya que durante la campaña de 2011 se descubrieron cuatro dientes infantiles de la especie Homo Neanderthalensis que podrían haber pertenecido a una niña. El equipo de investigadores la bautizó como La niña del Valle Lozoya, en homenaje al río que baña ese valle. En esta nueva campaña los trabajos se centrarán en verificar que se trató de un enterramienro intencionado, lo que lo convertiría en la primera tumba neandertal de la península y la más meriodional de toda Europa.
Durante la pasada campaña se hallaron también en esta cueva signos de carácter simbólico que la convierten en uno de los yacimientos más atractivos de la prehistoria mundial ya que en la actualidad existe un gran debate en la comunidad científica sobre las capacidades simbólicas de los neandertales.
Las excavaciones se realizarán bajo la dirección del paleoantropólogo y codirector de Atapuerca, Juan Luis Arsuaga; el director del Museo Arqueológico Regional de Madrid, Enrique Baquedano, y el geológo y vicedirector del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana, Alfredo Pérez-González. Por los yacimientos pasarán también estudiantes de diferentes disciplinas ligadas a la arqueología y paleontología.
 Extraído de El País