martes, 7 de agosto de 2012

Hallan un almacén de grandes dimensiones en el yacimiento ibero-romano del Palao de Alcañiz. Se pudo desarrollar allí una intensa economía basada en el aceite.

.
Una nueva campaña arqueológica en el sector noroeste del yacimiento ibero-romano de El Palao de Alcañiz realizada por voluntarios del Taller de Arqueología y de la Escuela-Taller de la localidad ha sacado a la luz un almacén de 25 metros cuadrados que podría ser indicio de una intensa actividad económica de tipo agropecuario, posiblemente relacionada con la producción de aceite o, en menor medida, de vino.
.
La habitación, totalmente pavimentada con yeso o cal, conserva “un banco corrido perimetral y una plataforma interior destinados muy probablemente al almacenamiento de grandes vasijas”, explicó el arqueólogo José Antonio Benavente. El pavimento de la sala, datada sobre el año 100 antes de Cristo, presenta una ligera pendiente hacia una cubeta central acondicionada para la recogida de líquidos, explicó el experto.
.
El almacén es similar a otra sala excavada en el yacimiento a principios del siglo XX por Pierre Paris y Vicente Bardavíu, inicialmente interpretada como comedor de una gran vivienda romana. Sin embargo, investigaciones recientes en el asentamiento promovidas por Benavente, Francisco Marco y Pierre Moret inducen a interpretarlas como almacenes, “teniendo claros paralelos etnográficos en antiguas bodegas todavía conservadas en viviendas del Bajo Aragón y Maestrazgo”, explicó Benavente.
.
Este tipo de habitaciones pavimentadas, con bancos y cubetas, es frecuente en las viviendas de época ibero-romana hasta ahora excavadas en El Palao -hasta ahora se han encontrado cinco-, considerado como el asentamiento urbano más importante de esta fase en el Bajo Aragón. Esta condición de capitalidad reforzaría la teoría de que estos almacenes tuvieran que ver con una boyante actividad económica y que sirvieran para almacenar aceite o vino.
.
Extraído de Diario de Teruel