viernes, 10 de agosto de 2012

Robots voladores inspeccionan iglesias italianas afectadas por terremotos.


Dentro del proyecto europeo NIFTi, financiado por la Comisión Europea, se ha realizado una inspección mediante robots voladores y terrestres a las iglesias de Mirandola, afectadas por los recientes terremotos de mayo y junio que tuvieron lugar en la región italiana de Emilia-Romagna.

Los robots, como si de una película de ficción se tratara, entraron en los edificios dañados, los escanearon y produjeron mapas en tres dimensiones (3D) y vídeos de alta resolución de las iglesias para realizar un informe sobre el estado de los edificios, según informó la Comisión hoy en un comunicado.

La información proporcionada por los robots arrojó luz sobre el daño estructural de los techos, arcos y pasillos (gravemente dañados), y sobre el estado de los elementos culturales, como pinturas, decoraciones, tumbas y altares.

El equipo tecnológico empleado constó de dos robots terrestres y dos "microcopteros", dirigidos por siete personas. Los primeros realizaron dos incursiones mientras que los aéreos se aventuraron cinco veces en la Chiesa di San Francesco d´Assisi y el Duomo de Mirandola.
Los robots terrestres, operados por cinco personas mediante control remoto, aportaron información para la reconstrucción 3D de la iglesia. A su vez, los "microcopteros" posibilitaron el acceso a zonas aisladas.

La Comisión Europea ha financiado más de 100 proyectos de investigación robótica en los últimos cinco años por valor de 600 millones de euros.

Extraído de Opinión