miércoles, 26 de septiembre de 2012

Descubierto en Bronchales un artesonado de la Edad Media.

Las obras de la rehabilitación de la Ermita de Santa Bárbara de Bronchales han sacado a la luz un antiquísimo artesonado que data de los siglo XII o XIII. Muchas de las tablas ya no conservan pintura alguna, pero son bastantes las tablas policromadas que se encuentran en un relativamente aceptable estado de conservación.
También aparecen tablas talladas, presumiblemente las más antiguas.
Durante las obras de rehabilitación de la Ermita de Santa Bárbara de Bronchales, que el Ayuntamiento está financiando gracias a una subvención conveniada entre la Comarca de la Sierra de Albarracín y el Grupo de Acción Local "Asiader", y que se ubican dentro del recinto del cementerio de la localidad, se ha producido un inesperado hallazgo: al retirar la cubierta ha aparecido un antiquísimo artesonado, algunas de cuyas tablas talladas y policromadas se encuentran en un relativo buen estado de conservación.
"La parte principal de las obras de rehabilitación corresponden a sustituir completamente la cubierta, que se encontraba en un pésimo estado, lo que generaba el deterioro de toda la nave y del suelo y retablo de madera. Pero nos hemos llevado una muy grata e inesperada sorpresa cuando, bajo al antigua cubierta y oculta tras el artesonado que estaba a la vista, ha aparecido el artesonado primitivo", ha manifestado la concejala de Educación del Ayuntamiento de Bronchales, Isabel Quintana.
María Pilar Gracia, la restauradora que está colaborando con el Ayuntamiento en las tareas de rehabilitación de la Ermita, ha situado en una primera datación este artesonado entre los siglos XII y XIII. Muchas de las tablas ya no conservan pintura alguna, pero son bastantes las tablas policromadas que se encuentran en un relativamente aceptable estado de conservación. También aparecen tablas talladas, presumiblemente las más antiguas. La mayoría de los dibujos corresponden a escudos y señales cuatribarradas del Reino de Aragón.
"Desde el Ayuntamiento estamos muy ilusionados con este hallazgo, igual que lo van a estar todos los vecinos en cuanto conozcan la noticia", ha añadido Isabel Quintana, quien ha explicado que el equipo de gobierno va a hacer todo lo posible para que este bien patrimonial e histórico del pueblo sea objeto de la oportuna restauración, pero que "acabe quedándose donde debe, expuesto en el pueblo, en su ubicación original, la propia ermita, o donde técnicamente proceda, ya que es un bien que pertenece a todo el pueblo".
El Ayuntamiento de Bronchales, asesorado por la restauradora colaboradora, ya ha dado los pasos pertinentes al levantar un acta notarial del hallazgo y al ponerse en contacto con los propietarios de la Ermita, la Iglesia. Hoy mismo, miembros de la Sección de Patrimonio de la Iglesia van a visitar el hallazgo y a reunirse con los responsables municipales. También se ha comunicado el hallazgo a la Sección de Patrimonio del Gobierno de Aragón.
Extraído de Aragón Digital