miércoles, 26 de septiembre de 2012

Encuentran una pequeña esfinge en una tumba etrusca.

Según un primer examen superficial de los arqueólogos, la estatuilla de unos 50 centímetros sería del siglo V o VI a.C.

Imagen de la esfinge del periódico italiano Civita News.
Una estatuilla de unos 50 centímetros de alto, que recuerda a la Esfinge de Gizeh en Egipto, fue hallada en el área arqueológica de Vulci, en Montalto de Castro (región Lacio, centro de Italia).

En las inmediaciones se encontraron también jarrones etruscos pintados, algunos de ellos intactos.

La estatua, que representa un felino con alas y rostro de mujer, fue identificada en el "dromos" (corredor de ingreso) de una tumba etrusca, descubierta en Vulci por los arqueólogos de la Superintendencia de Etruria Meridional y los obreros de la empresa que gestiona el sitio.

Según los arqueólogos la tumba fue profanada en tiempos remotos pero recientemente no sufrió nuevos accesos: este detalle hace pensar que en el interior puede haber todavía objetos de notable valor.

Los saqueadores de la antigüedad, en efecto, solo se llevaban los objetos "vendibles": en primer lugar metales preciosos, y dejaban el resto en los corredores fúnebres. Esto explicaría por qué la estatua con forma de esfinge quedó en la tumba.

Según un primer examen superficial de los arqueólogos, la Esfinge de Vulci se remontaría al siglo V-VI a.C. En los próximos días será sometida a estudios más detallados para identificar mejor su época y procedencia.

Extraído de La Tercera