sábado, 1 de septiembre de 2012

Excavaciones revelan la existencia de un asentamiento rural del siglo I o II a.C en Requena.

Los trabajos de excavación realizados en el yacimiento de La Casa de la Cabeza, en Requena (Valencia), por el Servicio de Investigación Prehistórica de la Diputación han revelado existencia de un pequeño asentamiento rural que fue ocupado durante un periodo corto de tiempo en el Ibérico Final, en los siglos I a II a.C.
Excavaciones revelan la existencia de un asentamiento rural del siglo I o II a.C en Requena.
Los trabajos de excavación realizados en el yacimiento de La Casa de la Cabeza, en Requena (Valencia), por el Servicio de Investigación Prehistórica de la Diputación han revelado existencia de un pequeño asentamiento rural que fue ocupado durante un periodo corto de tiempo en el Ibérico Final, en los siglos I a II a.C.
Según ha informado la corporación provincial en un comunicado, las estructuras que se han descubierto dejan a la luz los restos de un asentamiento rural que se podría comparar con una granja que formaba parte de una antigua ciudad ibérica.
Durante la última quincena de agosto, bajo la dirección de David Quixal y Consuelo Mata, se han realizado labores de excavación e investigación en el yacimiento arqueológico ubicado en la aldea de Campo Arcis de Requena junto a un importante caserío que da nombre al mismo.
El equipo de investigación trabaja en esta zona desde el año 2009 cuando se diferenciaron dos sectores. Al año siguiente, en el sector 1 se halló un área de trabajo con dos almacenes, espacios abiertos y restos de metalurgia. El otro sector constituye la plataforma principal del yacimiento y, según Quixal, podría constituir el hábitat principal del poblado.
Según ha indicado, "el estado de conservación de los restos no siempre es el deseado, pero podemos intuir una planta de un edificio, tipo granja". Los trabajos han permitido descubrir también estructuras auxiliares como posibles hornos, o una cubeta de sal que, según los expertos, "podría ser para transformar alimentos, producir vino o hacer aceite, aunque esto está todavía en fase de estudio".
Este año, concebido como campaña final, los estudios se han centrado en delimitar la extensión del yacimiento, conocer bien sus límites e intentar obtener una planta del edificio.
Extraído de 20 minutos