lunes, 3 de septiembre de 2012

Morella insta a Cultura a reparar el tramo de muralla que se derrumbó.

El PP acusa al alcalde de "informar tarde" de lo ocurrido y recuerda que el ayuntamiento es responsable de la gestión del recinto.


La muralla que rodea al castillo presenta deficiencias en varios tramos.

El desprendimiento de una decena de metros del lienzo de la muralla de Morella que se encontraban en mal estado ha agudizado las diferencias entre populares y socialistas en la localidad. El PP no ha tardado en criticar la situación del monumento amurallado y, a través de un comunicado, pidió ayer "responsabilidades" al alcalde de la ciudad, Rhamsés Ripollés. El portavoz popular Guillermo Sangüesa acusó a los socialistas de "ocultar y silenciar" el derrumbe, puesto que, según lamentó, "no se han pronunciado al respecto hasta transcurridos varios días", ya que recordó que el desprendimiento se produjo el martes y el consistorio lo dio a conocer a través de un comunicado el viernes. Por su parte, desde el Ayuntamiento de Morella remarcaron que la situación de la muralla ya se ha comunicado al Ministerio de Cultura, propietario último de la instalación, para adoptar medidas urgentes.

Acciones.
El consistorio, que recordó que se trata de un tramo que estaba "muy deteriorado", aseguró que ya había informado sobre su estado a la Conselleria de Cultura. A su vez, destacó que se ha iniciado la elaboración de informe que se enviará al Ministerio para obtener fondos para reparar los daños y afecciones en esta construcción, que es sin duda uno de los mayores atractivos de la localidad. El Ayuntamiento de Morella también insistió en que se realizan "de forma continuada" actuaciones en el castillo y la muralla, entre las que citó las mejoras en el tramo de la Torre del Panto que da a la plaza de toros. En ese sentido, la concejala de Patrimonio, María Rallo, ya explicó el viernes que la Conselleria de Cultura fue informada del mal estado de este tramo cuando se iniciaron las obras en dicho tramo.

Sin embargo, según el portavoz del PP, Guillermo Sangüesa, "el equipo de gobierno es el único responsable del derrumbe, puesto que desde hace varios años son quienes detentan la gestión del castillo y las murallas, habiendo sido confirmada esta responsabilidad en noviembre antes del cambio de gobierno".

Renuncia al 1 % cultural.
En la última sesión ordinaria el consistorio renunció al 1 % cultural que destina el Ministerio de Fomento a la recuperación de patrimonio. Aunque se pretendía rehabilitar la Torre de la Font, la imposibilidad del municipio de realizar la aportación necesaria llevó a desestimar esta obra. El PP pide que el dinero de las entradas que se cobran por acceder al castillo se destine a las murallas.

Extraído de Levante-emv