sábado, 6 de octubre de 2012

Descubre INAH 45 cráneos en el Templo Mayor de la ciudad de México.

Se trata del depósito más numeroso de calaveras hallado en esa zona, con más de 5 siglos de antigüedad, donde fueron encontradas también unas 250 mandíbulas inferiores.

Se trata de 45 cráneos humanos y unas 250 mandíbulas inferiores en las cercanías de un edificio ceremonia.
Arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia descubrieron el depósito más numeroso de calaveras hallado hasta el momento en la zona arqueológica del Templo Mayor, en el Centro Histórico.
Se trata de 45 cráneos humanos y unas 250 mandíbulas inferiores en las cercanías de un edificio ceremonial que formaba parte del Recinto Sagrado de Tenochtitlan, informó el INAH-Conaculta.
“Los cráneos eran utilizados por los antiguos mexicas como elementos de consagración o de clausura de espacios arquitectónicos, y para rituales vinculados al culto a Mictlantecuhtli, dios de la muerte, por lo que quizá se trata de una ofrenda que sirvió para clausurar alguna edificación prehispánica”, informó el arqueólogo Raúl Barrera Rodríguez, responsable del Programa de Arqueología Urbana del INAH.
El experto informó que el depósito de cráneos se encontró en la parte posterior de la estructura “cuauhxicalco”, que fue descubierta en 2011, debajo del cual se halló también una piedra de sacrificios, la segunda localizada en el sitio en los últimos 20 años y la cual es posible corresponda a la etapa constructiva II del Templo Mayor (1375-1427).
Extraído de Milenio