viernes, 26 de octubre de 2012

EEUU devuelve más de 4 mil piezas arqueológicas saqueadas o robadas del norte y occidente de México.

Más de 4 mil piezas arqueológicas saqueadas o robadas del norte y occidente de México, aseguradas en distintos actos por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (IC) de Estados Unidos, fueron devueltas al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).


Las piezas con una antigüedad de entre 500 a 2 mil 300 años, fueron exhibidas durante el jueves en el Consulado de México en El Paso, Texas, durante la entrega por parte del Departamento de Seguridad Nacional del vecino país, (HSI por sus siglas en inglés).

Parte de lacolección devuelta pertenece a un lote robado del museo arqueológico en Cuatro Ciénegas, Coahuila, en 2008, informó Janice Ayala, del HSI.

Se trata de figuras de cerámica, sandalias de fibras naturales, flechas, arcos y puntas utilizadas para cazar.

Los artículos fueron recuperados en 11 investigaciones separadas por agentes especiales de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) del ICE en Douglas, San Diego, Chicago, Kalispell, Mont, Alpine, Del Río y Laredo, y uno en Ciudad de México, en coordinación con las agencias policiacas mexicanas.

Entre las piezas arqueológicas devueltas al pueblo de México se incluyen los siguientes: cinco estatuas precolombinas, más de 4,000 artefactos pre-colombinos y 26 piezas de cerámica precolombina que datan de hace más de 1,500 años.

Regresar estos bienes culturales es la culminación de las  operaciones encubiertas de HSI y de operaciones clave con la ayuda de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de Estados Unidos, con quienes interceptaron muchos de estos artículos en diversos puertos de entrada, indicaron las autoridades de EU.

La participación en la ceremonia de hoy incluyó la presencia de: la Subdirectora de Operaciones Nacionales de HSI Janice Ayala, el Cónsul General de México en El Paso Jacob Prado, el Agente Especial a Cargo de HSI El Paso Dennis A. Ulrich, y del presidente del Consejo Mexicano de Arqueología del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Dr. Pedro Francisco Sánchez.

También asistió el Agregado Asistente de HSI Ciudad Juárez Jaime Corona, representantes de la Procuraduría General de la República (PGR) y Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México y agentes especiales de HSI de sus respectivas oficinas de investigación.

"El saqueo de los bienes culturales es una de las más antiguas formas de delincuencia transfronteriza organizada y se ha convertido en un fenómeno mundial que trasciende las fronteras", dijo la  Subdirectora de HSI Janice Ayala.

"El trabajo en equipo y la cooperación que existe entre la Oficina de  Investigaciones de Seguridad Nacional del ICE con nuestros homólogos mexicanos encargados de hacer cumplir la ley, así como con las agencias policiacas federales, locales y estatales de Estados Unidos hicieron posible que aseguráramos estos bienes culturales y garantizáramos que sean devueltos al gobierno de México. HSI mantendrá su compromiso en la lucha contra el saqueo y el tráfico de bienes culturales de México”.

El Cónsul General de México Jacob Prado declaró: "La restitución a México de más de 4.000 piezas arqueológicas, que fueron incautadas por agentes especiales de la Oficina de  Investigaciones de Seguridad Nacional del ICE, es una prueba de la excelente colaboración que existe entre México y Estados Unidos, y da fe de la importancia de las instituciones y el marco legal que nuestras autoridades han desarrollado con éxito frente a los problemas diversos de nuestra agenda bilateral".

El Cónsul General Prado también expresó el agradecimiento del Gobierno y del pueblo de México para con las seis oficinas de HSI involucradas en la recuperación de los artefactos, "por su apoyo para asegurar la restitución de las piezas arqueológicas, que forman parte del patrimonio cultural y la memoria histórica del pueblo de México".

La colección de los artículos devueltos incluye:

• Metates y manos Pre-Colombinas;
• Varias estatuas precolombinas;
• Un silbato de la época de los Aztecas;
• Hachas de cobre;
• Cerámica Pre-Colombina;
• Una estatua de barro antropomorfa;
• Una estatuilla Chinesco Nayarit, y
• Unos 4,000 objetos arqueológicos de varios artefactos Pre-Colombinos.

De los objetos devueltos el 25 de octubre, tres estatuillas precolombinas fueron descubiertas durante una inspección agrícola a un individuo que llegó por autobús al puente en el puerto de entrada Lincoln-Juárez.

Otra estatuilla precolombina de arcilla no declarada fue descubierta escondida en el maletero del vehículo de una persona entrando por el puente internacional en Del Río, Texas.

Una quinta estatuilla precolombina también fue descubierta junto con un silbato de águila azteca ocultos en el tablero del vehículo de otra persona que entraba por el punto de entrada en Del Río.

Un metate – piedra de moler – precolombino no declarado fue descubierto en el vehículo de dos individuos que entraban a Estados Unidos desde México rumbo a Naco, Arizona.

También en el puerto de entrada de Naco, fue descubierto otro metate con cuatro manos - una piedra utilizada como rueda de molino para moler los alimentos - en la cama del camión de una persona, quien dijo que se quedó en el rancho de su abuelo durante su visita a México y traía ropa y herramientas. 

Dos hachas de cobre fueron descubiertas en la carga recibida en el aeropuerto internacional de San Diego a través de Suecia. Mientras revisaba el correo urgente en el Puerto de Entrada de Chicago, un oficial de CBP interceptó un paquete para inspección que contenía una estatuilla de barro antropomorfa que data de principios del primer milenio AD.  

Oficiales de CBP, asignados al puerto de entrada de Chicago, también interceptaron un cargamento que contiene una estatuilla chinesca de Nayarit exportada de Estados Unidos.

En una operación encubierta en junio de 2009, agentes especiales de HSI en Alpine recuperaron de un individuo en Fort Stockton, Texas, 200 artefactos mexicanos que habrían sido introducidos de contrabando a los Estados Unidos después de haber sido robados en julio de 2008 de una colección privada y del museo en Cuatro Ciénegas, Coahuila, México.

Más tarde, en noviembre de 2009, Oficiales del Departamento de Seguridad Pública de Texas ayudaron a agentes especiales de HSI a detener al mismo individuo en un vehículo por una violación de tráfico y observaron artefactos en el vehículo que el conductor admitió fueron declarados al entrar a Estados Unidos por el punto de entrada de Presidio, Texas. 

Después de que los agentes especiales de HSI tomaron posesión de los artefactos, se abrió una segunda investigación asociada con la incautación de más de 4,000 artefactos como puntas de flechas, arcos, bastones, hachas, lanzas, estatuillas, sandalias y cuentas, todos relacionados con el mismo acto de conspiración.

Agentes especiales de HSI incautaron 26 piezas de cerámica con más de 1,500 años de antigüedad, después de una investigación en Kalispell, Montana, relacionadas con un consignador que pagó a miembros de la tribu Tarahumara para saquear artefactos de cuevas funerarias en el área de las Barrancas del Cobre en Chihuahua, México, para que el las pudiera poner a consignación en una galería de arte local.

Una investigación de HSI determinó que los objetos fueron retirados de México, en violación de las leyes mexicanas y traídos a Estados Unidos en violación de las leyes y reglamentos estadounidenses.

Un tratado de cooperación entre Estados Unidos y México en materia de recuperación y devolución de bienes arqueológicos, históricos y culturales robados, fue negociado por el Departamento de Estado de Estados Unidos y promulgado en 1970, restringiendo la importación de artefactos precolombinos y objetos religiosos de la era colonial en Estados Unidos sin la documentación de exportación correspondiente.

Extraído de Norte Digital