lunes, 1 de octubre de 2012

El fósil más antiguo de humano anatómicamente moderno en el sudeste asiático.

Fragmentos del cráneo, de hace 63.000 años.
Un cráneo antiguo hallado en una cueva de las Montañas Anamitas, en el sector del norte de Laos, es el más antiguo fósil de humano anatómicamente moderno encontrado en el sudeste asiático, según las conclusiones de unos investigadores que han completado un análisis detallado del fósil.

El descubrimiento hace retroceder 20.000 años la fecha calculada para el inicio de la migración de humanos anatómicamente modernos hacia esa región, e indica que los pioneros en partir de África y buscar nuevas tierras dejaron la costa y poblaron diversos hábitats mucho antes de lo que se creía.

Los científicos que encontraron el cráneo, en el 2009, probablemente fueron los primeros en desenterrar formalmente huesos humanos antiguos en Laos desde principios del siglo XX, cuando un equipo encontró cráneos y esqueletos de varios humanos anatómicamente modernos en otra cueva de las Montañas Anamitas. Aquellos fósiles tenían unos 16.000 años de antigüedad, mucho menos que el cráneo ahora analizado, que data de hace entre 46.000 y 63.000 años.

Laura Shackelford, antropóloga de la Universidad de Illinois, dirigió el estudio junto con su colega Fabrice Demeter, del Museo Nacional de Historia Natural en París.

"Hay otros fósiles de humanos anatómicamente modernos en China o en islas del sudeste asiático que pueden tener aproximadamente la misma edad, pero o bien no están bien fechados o no muestran rasgos humanos definitivamente modernos. Este cráneo está muy bien fechado y muestra rasgos humanos modernos muy concluyentes", explica Shackelford.

En la investigación también han trabajado Kira Westaway, de la Universidad Macquarie en Australia, así como especialistas de la Universidad Toulouse III, el Centro Nacional francés de Investigación Científica en Paris, el Departamento del Patrimonio Cultural Nacional de Laos, el Instituto de Geología de la Universidad de Estrasburgo en Francia, el Museo del Louvre en Paris, el servicio de prospección geológica del estado de Illinois en Estados Unidos, y el Departamento de Geología de la Universidad de Illinois.