martes, 16 de octubre de 2012

El Templo Romano de Capitulares se podrá visitar a final de año.

Las obras prevén la retirada de las vallas que rodean el yacimiento y su sustitución por metacrilato.

Templo Romano de Capitulares.

El 31 de diciembre, las vallas que rodean el Templo Romano junto al Ayuntamiento de Córdoba habrán desaparecido y los turistas podrán visitar este yacimiento arqueológico. Según ha informado el concejal de Patrimonio y Naturaleza, Rafael Jaén, el Ayuntamiento ha adjudicado la tercera fase de las obras de puesta en valor del templo romano a la empresa Pavimcosa por un importe de 149.454 euros. Los trabajos tienen de plazo de ejecución hasta el 31 de diciembre.
Esta fase sucede a las dos anteriores que también ejecutó el Ayuntamiento y financió a cargo del plan Proteja, de la Junta de Andalucía. Entonces, se limpió todo el entorno. Ahora, se retirará la valla de acero instalada hace varias décadas y se pondrá un nuevo cerramiento (de metacrilato) que permitirá ver el yacimiento desde la calle.
El objetivo es “hacer visitable parte del conjunto”, según la memoria del proyecto, que “propone un recorrido perimetral que partiría del extremo suroeste de la parcela y llegaría hasta el cerramiento situado junto a la calle María Cristina”.  Además, la intervención prevé la remodelación de la salida de emergencia del Ayuntamiento, la retirada del cerramiento de pletina que actualmente invade la calle Claudio Marcelo y el relleno de las superficies sin tratar con picadura de granito.
Además, el Ayuntamiento ha adjudicado por 33.709 euros la limpieza y consolidación del yacimiento a la empresa FTB Restauraciones. Esta actuación se desarrollará en paralelo a la primera.
El objetivo final es construir un centro de interpretación de este yacimiento romano en la planta baja del Ayuntamiento, junto a las actuales dependencias de atención al público que están al lado de los restos de la muralla romana.
Preguntado por los periodistas, el concejal de Patrimonio reconoció que la entrada al Templo Romano no será gratuita.
Extraído de Cordopolis