domingo, 28 de octubre de 2012

La cueva de Nerja organiza una actividad sobre la utilidad de los utensilios prehistóricos.


La Cueva de Nerja (Málaga) ha organizado una actividad en su museo, al que se podrá acceder mañana de forma gratuita, dirigida a que los visitantes comprendan mejor la utilidad de los objetos prehistóricos que se exponen en este espacio.

El Museo de la Historia de Nerja, ubicado a escasa distancia del Balcón de Europa, en el centro del municipio, ha sido promovido por la Fundación Cueva de Nerja y permite hacer un recorrido histórico desde la llegada en el Paleolítico de los primeros pobladores de la cavidad al "boom" turístico experimentado por la localidad en los años 60.
La Fundación ha explicado en un comunicado que el museo se sumará mañana a la celebración de las Jornadas Europeas de Patrimonio en la provincia de Málaga y la entrada a sus instalaciones será gratuita durante todo el día.
Además, se desarrollará la actividad "Del chopper a la tablet", destinada a toda la familia, en la que se podrá comprobar la evolución tecnológica desde los trozos de roca con talla rudimentaria a las tabletas electrónicas.
Los asistentes podrán realizar un recorrido por las salas y contemplar sus piezas prehistóricas, "junto a réplicas arqueológicas que les permitirán comprender mejor la utilidad de los objetos expuestos", según ha indicado la Fundación.
El museo acoge algunos de los vestigios humanos extraídos de las diferentes excavaciones realizadas en la gruta, como es el caso del cráneo de "Napoleón", un resto óseo de hace 4.300 años encontrado en 1960 y que recibe este nombre porque lleva adosado un trozo de piedra que tiene la forma del sombrero que solía portar el general francés.
Otro resto humano, que también se expone en el museo y que comparte con "Napoleón" un bautismo peculiar, es "Pepita", el esqueleto de una joven de entre 18 y 20 años hallado en 1982 en la sala de la Torca, actualmente cerrada al público.
"Pepita", fallecida hace unos 8.300 años a causa de una otitis muy grave que llegó a perforarle parte del cráneo y que constituye un ejemplo de enterramiento epipaleolítico, estaba expuesta anteriormente en la cueva y era uno de sus principales reclamos turísticos.
Vía: Ideal