domingo, 28 de octubre de 2012

La Hispalense mostrará su patrimonio arqueológico.

La Universidad de Sevilla ultima una exposición de su colección que se inaugarará en diciembre o enero. La iglesia de Santa María de Jesús podría ser el escenario.

La capilla de Santa María de Jesús es uno de los escenarios barajados para acoger la muestra.
El Comité de Patrimonio Histórico de la Universidad de Sevilla no ha perdido el tiempo en sus escasos seis meses de vida. Entre las muchas iniciativas que ya se han puesto en marcha, este órgano multidisciplinar compuesto por técnicos de reconocido prestigio y encuadrado dentro del Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla (Cicus) ultima en estos días la organización de una exposición que pretende mostrar a los sevillanos la rica colección arqueológica que atesora la Hispalense y que, actualmente, no es visitable para el gran público.

Según aseguró a este diario la directora del Cicus, Concha Fernández, la inauguración de la muestra se celebrará pronto. "Pretendemos que sea en diciembre, aunque podría retrasarse un poco, no más tarde del próximo enero. No tenemos prisas, queremos hacerlo muy bien". También está por decidir la ubicación exacta de la muestra, para la que se barajan distintos escenarios, aunque la preferencia de la Hispalense es que sea en la capilla de Santa María de Jesús, junto a la Puerta de Jerez y al comienzo de la Avenida de la Constitución, actual sede del Consejo de Cofradías que, evidentemente, debe dar su consentimiento. 

El interés de la Hispalense por este templo gótico-mudéjar consagrado en 1506 se debe a que es la única edificación que queda del colegio de Santa María de Jesús creado por Maese Rodrigo Fernández de Santaella, núcleo fundacional de lo que posteriormente sería la Universidad de Sevilla. "La decisión todavía no está tomada. Lo sabremos en un par de semanas", asegura la directora del Cicus. 

La labor de comisariado de la muestra la están realizado el catedrático José Beltrán Fortes y Rosario Huarte. "Es un trabajo arduo, porque no sólo consiste en la actividad normal de un comisario de dar forma y contenido a una muestra, sino que también se está aprovechando para actualizar la catalogación del material", asegura. Y es que, aunque esta colección compuesta por más de 600 piezas contó en su día con la clasificación de Collantes de Terán, lo cierto es que necesitaba una actualización según criterios contemporáneos. "Una vez que esté todo el material perfectamente catalogado lo colgaremos en la página web de la Universidad de Sevilla para que sea accesible para cualquier persona". 

Las 603 piezas que componen la colección se custodian actualmente en seis vitrinas del departamento de Arqueología y Prehistoria, que se ubica en la antigua Fábrica de Tabacos. En general acoge objetos de diversas técnicas y materiales de un amplio arco temporal que va desde la prehistoria hasta la edad media. Así, contiene piezas paleolítica, neolíticas, egipcias, orientales, griegas, etruscas, romanas, paleocristianas, musulmanas y cristianas medievales. 

En la actualidad, los interesados en este conjunto patrimonial sólo pueden disfrutar de las 94 piezas que están colgadas en la página web de la Hispalense, algunas muy curiosas, como la colección de amuletos egipcios en el que se incluye uno que representa al dios Anubis como momificador y que está datado entre la XXX Dinastía y la época ptolemaica/romana.


Extraído de Diario de Sevilla