martes, 2 de octubre de 2012

Nuevos estudios sobre los ornamentos del alcázar de Sevilla.

Científicos italianos analizarán los yesos, azulejos y frescos del palacio.



Una investigación que continúa. Un grupo de científicos italianos, pertenecientes al Instituto de Ciencia y Tecnología Molecular del CNR (ISTM-CNR) de Perugia (Italia), realizará en Sevilla nuevos estudios sobre los azulejos, las pinturas, los murales al fresco y las yeserías del Alcázar mediantes unas técnicas de vanguardia que no son invasivas. El objetivo es intentar descubrir la composición de estos elementos de ornamentación mudéjar y renacentista. Los datos que se obtengan servirán para acometer futuras restauraciones. El estudio se llevará a cabo en el Patio del Yeso, el Palacio Gótico, el Palacio Mudéjar y el Cenador de la Alcoba. También se examinarán los restos arqueológicos encontrados durantes las excavaciones del Patio de Banderas.

El coste de las investigaciones se asume mediante un proyecto Molab de la Unión Europea, que dirige la arquitecta María Dolores Robador, profesora de la Universidad de Sevilla, en el que participan, además de los propios profesionales de la Hispalense, el Instituto de Ciencia de Materiales del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), del Centre de Recherche et des Restauration des Musées de Francia y los del centro de Perugia. 

Esta semana llegará el grupo italiano de investigadores dirigido por la doctora Laura Cartechini. Gracias al Programa Charisma (Cultural Heritage Advanced Research Infraestructure) se puede acceder de manera gratuita a la instrumentación científica más avanzada de la Unión Europea para estudiar estructuras patrimoniales tan importantes como las del Real Alcázar de Sevilla, permitiendo a los investigadores, restauradores, y resposables de mantenimiento y conservación del patrimonio cultural realizar unos estudios en profundidad. 

Las técnicas que se emplearán para las investigaciones en los azulejos, pinturas murales al fresco y yeserías del Patio del Yeso, el Palacio Gótico, el Palacio Mudéjar y el Cenador de la Alcoba son la fluorescencia de Rayos X, o la espectroscopia micro-Raman. También, utilizando fibras ópticas, realizarán un estudio por espectroscopias de infrarrojos (cercano y medio), fluorescencia ultravioleta visible y visible-infrarrojo cercano. Todas estas técnicas tienen la ventaja, sobre las que se han utilizado hasta el momento, de que no requieren toma de muestras y ni siquiera tocar la propia pieza objeto del estudio. 

Esta investigación es la segunda parte de la que se llevó a cabo en el mes de junio. Entonces, se desplazaron hasta Sevilla investigadores del Centre de Resecherches et des Restauration des Musées de Francem dirigidos por el profesor J. Castaing y P. Walter quienes junto a los profesionales de la Universidad de Sevilla y del CSIC realizaron una parte importante del trabajo utilizando técnicas de difracción y fluorescencia de Rayos X. 

El proyecto fue solicitado hace más de un año por los responsables del recinto. El personal encargado de tomar las muestras en la primera visita procedía del Museo del Louvre, a los que se unieron los italianos del Instituto de Ciencia y Tecnología Molecula del CNR de Italia, especialistas en composición atómica de los elementos.

Extraído del Diario de Sevilla