jueves, 11 de octubre de 2012

Se buscan voluntarios para desenterrar el pasado.

Un equipo de arqueólogos mallorquines y menorquines comenzó ayer la segunda campaña en el poblado costanero prehistórico Es Coll de Cala Morell.


Lo del equipo de arqueólogos del poblado prehistórico Es Coll de Cala Morell, en Ciutadella, es toda una gesta. En su caso, es obvio que la profesionalidad va por delante y por ello, la rebaja del presupuesto para la excavación de este enclave costanero de Ciutadella no ha mermado el comienzo de su segunda campaña.

Especialistas mallorquines y menorquines unidos por el proyecto “Entre Illes” -conveniado por el Museu de Manacor, el Museu de Menorca y la Associació d’Amics del Museu de Manacor-  reiniciaron ayer los trabajos con el fin de determinar la época en que el poblado fue habitado y aproximarse así a la cultura de la Edad de Bronce en la Isla. 

La excavación del yacimiento, conformado por 13 navetas de habitación y que en 1996 fue topografiado por Lluís Plantalamor y Gustau Juan, está codirigida por los arqueólogos Antoni Ferrer y Montserrat Anglada, de Menorca, y por Damià Ramis y Magdalena Salas, de Mallorca.

Si bien en 2011 se contó con un partida de 9.000 euros; este año tan solo disponen de 5.000, siendo 3.000 procedentes del Consell de Menorca y los 2.000 restantes a cargo de la Associació d’Amics del Museu de Manacor. En esta segunda fase, y pese a la importancia de un enclave que en un futuro se sumará a la oferta de visitas turísticas y culturales de la necrópolis, el Ayuntamiento de Ciutadella ha ceñido su aportación al terreno logístico.

Ayudas reducidas.

“Las ayudas se han reducido bastante con respecto al año pasado”, lamenta Montserrat Anglada. Casi la mitad de un año a otro. Razón no le falta pues el gremio, como tantos otros, tiene que hacer verdaderas virguerías para sacar adelante sus proyectos a causa de los recortes. Por ello y como modo de acercar la arqueología al público en general, el equipo busca voluntarios que quieran sumarse a la labor de desenterrar el pasado. Manos para las que no se requiere una condición experta sino que más bien se muevan por el interés de contribuir a revivir un episodio de la Historia.

“Estaremos aquí hasta el próximo día 28. Hasta entonces recibiremos a cualquier interesado con los brazos abiertos”, afirman. En este sentido, el horario de excavación se prolongará de 8 a 14 horas, de lunes a viernes.

Como ya hicieran en 2011, al final de la campaña se volverá a programar también una jornada de puertas abiertas.

La propuesta “Entre Illes”, que plantea una intervención a tres años (desde 2011 a 2013) y que se compagina con la excavación del yacimiento Sa Ferradura en Manacor, tiene entre sus objetivos de esta segunda campaña en Cala Morell “concluir los niveles arqueológicos de la naveta número 11, excavada durante la primera fase”.

Objetivos de 2012.

Según explica Magdalena Salas, al respecto resta el apartado de restauración pues se trata de “un proyecto global donde no solo es importante el proceso de investigación sino que también se potencia especialmente la línea de difusión. Nuestra idea es la de restaurar todas las estructuras con el fin de documentarnos y habilitar señalización y paneles explicativos para que el público pueda realizar visitas autoguiadas y conocer el poblado.

Al finalizar el proyecto también está previsto organizar una exposición itinerante presentando los resultados en Mallorca y Menorca”.

“Someteremos a un proceso de restauración las estructuras de la naveta número 11; tanto la naveta en sí misma (en su paramento) como todas las estructuras internas halladas y documentadas. La finalidad es darle una lectura y que el visitante pueda entender lo que ve”, matiza Anglada.

Asimismo, está previsto que dé comienzo la excavación de la naveta número 12.

En 2011 los trabajos en Es Coll de Cala Morell contaron con alrededor de 25 voluntarios, incluso llegados desde Mallorca. Una excelente acogida de público que esperan poder repetir este año.

Extraído de Menorca Info