viernes, 2 de noviembre de 2012

Una “diosa” egipcia de 8000 años de antigüedad intriga a los investigadores egiptólogos.

Fechado en el 6000 a.C, este ídolo femenino fue adquirido en París en una subasta por un coleccionista privado. Su tipología es más africana y sahariana que nilótica.

Esta supuesta "diosa madre" egipcia tiene forma de barril, dos agujeros para los ojos,
una nariz recta, ligeramente truncada y unas curvas voluptuosas.
Si las pruebas confirman el hallazgo del arqueólogo y egiptólogo francés Luc Watrin, la escultura más antigua de la prehistoria egipcia no está en un museo ni en cualquier publicación, sino en una colección privada en París. En palabras suyas, "vamos a tener que revisarlo todo en el Louvre".
Leer completo: Le Figaro