domingo, 13 de enero de 2013

El yacimiento de Lancia vuelve a ponerse en pie.

La presentación de una nueva asociación en defensa del yacimiento incluirá el pase . de un vídeo que reconstruye en 3D edificios de la ciudad como el ‘hórreum’ o granero.

Aspecto que tendría el gran almacén u ‘hórreum’ de Lancia según
una de las escenas de esta producción en tres dimensiones.
Aunque hayan pasado dos mil años desde que el general Carisio venciera a los guerreros de la «principal ciudad de los astures», como la llamaban las crónicas, y la librara de ser destruida para que, sin quemar, «fuese mejor monumento a la victoria romana», ahora sus diferentes edificios, sepultados por la tierra y el tiempo, vuelven poco a poco a ponerse en pie. Eso sí, de forma virtual y gracias a la paciente labor de dos jóvenes, Francisco Manchado, miembro de las asociaciones Civitas Lancia y Promonumenta, y Nedim Dzananovic, diseñador gráfico, quienes han culminado la primera parte —la presentación y el alzado del gran hórreum o granero— de un vídeo en el que la vieja ciudad astur-romana se despliega, por vez primera, en tres dimensiones, y que se proyectará próximamente con ocasión de la presentación pública de una nueva asociación en defensa del yacimiento, Civitas Lancia. Un trabajo que ha estado asesorado y supervisado por Jesús Liz, catedrático de Arqueología en la Universidad de Salamanca.
«La idea surgió surgió como una reivindicación más ante la posible destrucción del yacimiento al paso de la autovía León-Valladolid —explica Francisco Manchado—, así que lo que pretendemos con esta reconstrucción es ofrecer una nueva visión que ayude a tomar conciencia, en especial a los leoneses, sobre la importancia que la ciudad de Lancia tuvo y por lo tanto sobre el deber que tenemos de preservarla».
Un año de trabajo les ha llevado elevar la imagen animada, con todas sus dependencias y estructuras, de este gran almacén del que Manchado dice que, según las excavaciones, «tenía unos 10 metros de ancho por 40 metros de largo». Asimismo, sobre el resto de vestigios recuerda que, en el área afectada por el trazado de la autovía «destacan unas instalaciones militares, zonas industriales, hornos, complejos termales, la vía I del Itinerario Antonino y una necrópolis». «Además apareció una mutatio, edificio cuya función era la de aprovisionamiento e intercambio oficial de correos en sus viajes por las calzadas romanas. Este edificio, de época de Augusto, es de gran importancia ya que es el único conservado en la Península y uno de los poco aparecidos en el todo el Imperio Romano», asevera. «Hemos querido hacer una reconstrucción lo más fiel posible a como pudo ser el granero en la realidad, así que, ante la complejidad de recrear un edificio como este, visitamos in situ el yacimiento, observamos fotografías aéreas de estas excavaciones y de otros almacenes de época romana, y solicitamos información sobre detalles más técnicos al catedrático Jesús Liz, a quien agradecemos mucho su cualificada y estimada ayuda», añade Francisco Manchado sobre el proceso de creación de un vídeo que en breve, y según deseo de sus artífices, será subido a Internet para que cualquier persona tenga acceso a él.
En cuanto al futuro del yacimiento, actualmente amenazado por la construcción de una autovía, la A-6, cuyas obras en estos momentos se encuentran paralizadas, expresa que, a pesar de poseer «la protección legal como Bien de Interés Cultural, de que varios informes arqueológicos desaconsejaban el actual trazado de la autovía y de existir otras alternativas más económicas, se optó por el trazado que destruiría el yacimiento. Ahora esperamos que el Ministerio de Fomento reconsidere la última resolución de la Comisión de Patrimonio de la Junta de Castilla y León, cuyo informe obliga a preservar de forma visible y permanente estos valiosos vestigios, ya que existen otros trazados alternativos».
Vía: Diario de León