jueves, 3 de enero de 2013

Hallan en Uruguay restos de asentamiento español-guaraní del siglo XVI.

Sitio donde se encontraron elementos arqueológicos del asentamiento español del siglo XVI.
Un grupo de arqueólogos halló en el oeste de Uruguay restos de un asentamiento español del siglo XVI y vestigios de la presencia guaraní, reveló hoy el jefe del equipo, José López Mazz.

Según comentó López Mazz, se encontró un pavimento, suelo compactado por la actividad humana y agujeros "donde presumiblemente hubo postes y una serie de materiales culturales".

"En su conjunto, constituyen el testimonio claro de la ocupación humana del siglo XVI, caracterizada por cerámica europea e indígena, claramente identificable como guaraní", explicó López Mazz.

El hallazgo se produjo el lunes en la costa del río San Salvador, departamento de Soriano, a 2 kilómetros de la desembocadura con el río Uruguay (limítrofe con Argentina), en una zona arqueológica de 5 kilómetros cuadrados.

Algunos documentos históricos señalan que en esa zona instaló un fuerte en 1527 el explorador italiano Sebastián Gaboto y otro el español Juan Ortiz de Zárate en 1574.

"Esto abre nuevas perspectivas para trabajos más detallados, orientados a identificar si se trata de los asentamientos", aseguró López Mazz citado por el servicio de prensa del gobierno.

Agregó que el hallazgo de cerámica atribuida a los guaraníes, asociada a la cerámica europea, "confirma lo que dicen los documentos históricos, respecto a que los guaraníes tenían mayor proximidad con el conquistador".

"Para el patrimonio nacional el hallazgo es trascendente porque tenemos muchos lugares en la memoria pero sin emplazamiento físico", subrayó.

Y resaltó que ahora "podemos clavar una aguja sobre un mapa desplegado y afirmar que aquí hay un asentamiento del siglo XVI".

López Mazz coordina el proyecto de investigación "Diagnóstico y evaluación de las potencialidades del sitio arqueológico Río San Salvador" que promueve la Comisión de Patrimonio Cultural de la Nación y la Intendencia de Soriano.

Los trabajos de excavación en la zona habían comenzado en noviembre y ahora se le sumarán tareas de arqueología subacuática.