sábado, 16 de febrero de 2013

Arqueólogos egipcios descubren cementerio de pobres en Alejandría.

El cementerio egipcio descubierto en Alejandría era para gente pobre.
Arqueólogos egipcios descubrieron en la ciudad de Alejandría un cementerio de hace dos mil 300 años en el que puede haber objetos que permitan conocer mejor la vida en esa época, refiere hoy un comunicado.

A diferencia de las tumbas faraónicas, en algunas de las cuales han sido encontrados gemas, figuras de metales preciosos y obras de arte que escaparon a la voracidad de los saqueadores de sepulcros, al cementerio alejandrino iban a parar ciudadanos pobres, acorde con los especialistas.

Los primeros cálculos cifran la construcción del lugar en el año 332 antes de nuestra era, lo que permite suponer que algunos de los sepultados en el lugar vieron la Biblioteca de Alejandría y el Faro de esa ciudad, dos de las maravillas del mundo antiguo.

El camposanto fue encontrado durante excavaciones en el distrito de Al-Qabari, previas a la construcción de un edificio destinado a oficinas públicas, ahora suspendidas por el Ministerio de Estado de Antigüedades hasta que se completen las pesquisas.

Los primeros reportes describen el camposanto como una construcción de dos pisos una de cuyas partes está sumergida en agua subterránea.

Pero, a diferencia del común de los sepulcros que con frecuencia aparecen en Egipto, en el lugar no se encontraron momias de miembros de las familias reales o funcionarios de alto rango, precisa el comunicado.