sábado, 23 de febrero de 2013

Diecisiete castros narrarán la historia de las Rías Baixas.

Una inversión de 2,5 millones los recuperará como reclamo turístico.

Excavaciones en el yacimiento de A Lanzada.
De A Guarda a Valga. La recuperación de 17 asentamientos galaico romanos y su inclusión en una ruta permitirá la narración de un trozo de la historia de las Rías Baixas a través de sus restos. Algunos olvidados, otros ya recuperados y muchos desconocidos para el gran público entrarán ahora a formar parte de un plan global para su conservación y puesta en valor como reclamo turístico.
¿Qué tiene de novedoso el proyecto? Lo hace diferente su carácter global y su concepción como conjunto. Se trata de limpiar los terrenos, mantener los castros en buen estado, y conjugar una musealización de los restos con el respeto en las actuaciones. Se invertirán 2,5 millones en todo el proceso. Se trata de una iniciativa impulsada por la Diputación de Pontevedra en colaboración con los municipios que tienen los castros en sus territorios.
El principal esfuerzo inversor, el 56,2 %, se destinará a la excavación de los restos. A su musealización, un 13,2 %, la segunda mayor partida. Pero hay un porcentaje menor, del 2,9 %, que tiene una importancia mayúscula. Con esa partida se trazarán mapas digitales tridimensionales de todos los castros excavados. Esto permitirá un recreación posterior en tres dimensiones de las condiciones en las que habitaban los gallegos de aquellos asentamientos.
Y al igual que en la actualidad, en distintas zonas se producían actividades diferentes; de la pesca a la agricultura, pasando por el comercio y los enclaves religiosos.