domingo, 10 de febrero de 2013

El menhir de Piedra Alta, el guardián del tiempo.

Un grupo de investigadores publica un trabajo sobre este menhir situado en los páramos de la localidad de SanPedro Samuel. También detallan otros monumentos megalíticos de la zona.

El menhir Piedra Alta ha sido objeto de un exhaustivo análisis.
Piedra Alta, nombre con el que se conoce el menhir que se encuentra en los páramos de la localidad burgalesa de SanPedro Samuel, es uno más de los numerosos monumentos megalíticos que salpican el noroeste de la provincia y ha sido objeto de un profundo estudio que ahora se ve reflejado en el libro Piedra Alta, El guardián del tiempo, publicación en la que han participado los investigadores y profesores Germán Delibes, Miguel Moreno, Rodrigo Villalobos y Javier Basconcillos.

Los autores del libro, partiendo del menhir piedra Alta, detallan de forma amena los recursos arqueológicos de esta zona de la provincia y del norte de la Palencia a lo largo de la Prehistoria, centrados en el magalitismo, describiendo aspectos económicos, espaciales y sociales de los primeros pobladores estables del norte de la meseta. En la presentación de este libro, coeditado por la Diputación, Junta y Mediados Publicaciones, el presidente de la institución provincial, César Rico, destacó la importancia que tienen  estos trabajos de investigación para poner en valor el patrimonio arqueológico de la provincia.

Rico expresó su deseo de que este libro contribuya a difundir el patrimonio histórico y cultural de la provincia, así como para conocer mejor nuestra historia y animar a visitar in situ este menhir y otros muchos restos diseminados por esta zona de la provincia.

Finalmente, el presidente de la Diputación agradeció  a los investigadores un «magnífico» trabajo de un equipo multidisciplinar sobre una parte importante del patrimonio histórico y cultural burgalés, «que nos permite conocer un poco más sobre nuestra historia y procedencia, desde la perspectiva  de una entidad local menor, que como vemos también tiene su historia».

Miguel Moreno,  profesor de la Universidad de Burgos, manifestó que el libro es fruto de un largo proceso de investigación que comenzó cuando descubrieron que había una acumulación de menhires y dólmenes en zona oeste de la provincia y que se podían relacionar con otros similares de Cantabria y de la provincia de Palencia. En ese trabajo de campo, los investigadores localizaron cerca de cuarenta menhires que pueden formar parte de una alineación desde los páramos de Burgos hasta las montañas del Cantábrico.

Los autores del libro, con la colaboración de la Junta, realizaron un amplio proyecto de investigación sobre el megalitismo de esta zona, «concretamente para intentar determinar las características de estos menhires y que dio lugar a la intervención en el menhir de Piedra Alta»,  apuntó Moreno, quien  expresó su deseo de que el patrimonio de la provincia siga divulgándose y animó a todos los burgaleses a valorar este rico legado, especialmente en el aspecto megalítico, a la vez que anunció que seguirán trabajando para dar a conocer este fenómeno.

Germán Delibes, catedrático de Prehistoria de la Universidad de Valladolid,  destacó la gran riqueza megalítica que tiene la zona noroeste de la provincia y las conclusiones de las excavaciones realizadas en el menhir Piedra Alta, que han permitido determinar que allí  se realizó un enterramiento colectivo o se utilizó como osario (2000 años antes de Cristo), lo que hace del mismo un monumento funerario. Los autores del libro huyen de los tecnicismos para dirigirse a un público general interesado por este patrimonio.