martes, 16 de abril de 2013

La crisis también afecta a la arqueología por la falta de fondos públicos.



La crisis también afecta a la arqueología, especialmente por la falta de fondos públicos, y este verano posiblemente en provincias como Valladolid solamente se desarrollen "un par de excavaciones".
El historiador y arqueólogo Germán Delibes de Castro, que hoy ha obtenido el Premio Castilla y León de Restauración y Conservación del Patrimonio, ha comentado a EFE que como muchas actividades, la arqueología también se encuentra "un poco baja" por la crisis.
Esta actividad exige la correspondiente inversión y debido a la crisis económica, se han reducido las convocatorias de proyectos del plan nacional sobre arqueología y también los fondos propios en Castilla y León, ha indicado al respecto.
"No es nada sorprendente" en la actual coyuntura, pero "el descenso es notable" y la financiación privada solo "a veces" se consigue, ha señalado Delibes de Castro.
El historiador y arqueólogo trabaja actualmente en excavaciones en la zona zamorana de Villafáfila, en los restos de explotaciones de sal de hace unos 5.000 años, de las edades del Cobre y del Bronce.
El premiado ha explicado que por los archivos se sabía que hubo una importante actividad de extracción de sal en la Edad Media, entre los siglos X y XIII, lo que llevó a los arqueólogos a excavar hasta encontrar "una concentración de yacimientos notable" de época prehistórica.
Germán Delibes de Castro se ha mostrado "abrumado" por este reconocimiento "a 41 años de trabajo", tras obtener esta mañana el premio en su edición correspondiente a 2012, concedido por unanimidad del jurado reunido en Valladolid.
Nacido en Valladolid en 1949, tercero de los siete hijos del escritor Miguel Delibes, es catedrático de Prehistoria de la Universidad de Valladolid, donde ejerce desde 1986, y uno de los mayores expertos en Calcolítico y Edad del Bronce en Europa.
Vía: ABC