domingo, 19 de mayo de 2013

Ciudades bajo la selva Mosquitia de Honduras: las evidencias superan las expectativas.

Mapas preliminares revelan numerosos asentamientos humanos con plazas, terrazas, áreas de cultivo, canales y carreteras.

La imagen 3D creada por el sistema LIDAR revela una figura rectangular que no sería natural en la selva de Mosquitia, Honduras. Podría corresponder a una ciudad que alguna vez fue densamente habitada. (UTL)
Un equipo de investigación anunció mapas inéditos, donde se vislumbran las ruinas de “un mundo perdido” en la selva de la Costa Mosquitia de Honduras, restos de una milenaria ciudad, que podría corresponder a aquella de la leyenda local, conocida como la Ciudad Blanca.
Con la nueva técnica del sistema de detección de luz LIDAR, que les permitió "ver" a través la densa foresta, un asentamiento humano, más los resultados proporcionados por el Centro Nacional de Cartografía Laser Airbone (NCALM), la Universidad de Houston comunicó quedescubrieron más de lo que esperaban. Los detalles se dieron a conocer el 15 de mayo en la Reunión de la Américas que se realiza en Cancún, México.
“Lo que se encontró supera las expectativas de casi todos: ciudades con pirámides, plazas, terrazas, áreas de cultivo, canales y carreteras que conectan los diferentes núcleos de población”, destaca la escuela de Ingeniería Cullen College de la Universidad de Houston, cuyos representantes son los investigadores Ramesh Shrestha, William Carter y Juan Fernández-Díaz .
Los profesores de antropología Christopher Fisher y Stephen Leisz de la Universidad Estatal de Colorado, especialistas en el Sistema LIDAR, destacaron los descubrimientos de una gran ciudad, aunque desconocen si corresponde a la Ciudad Blanca.
“Puede que nunca seamos capaces de decir si es la Ciudad Blanca, o si alguna vez existió la ciudad legendaria, pero podemos ver claramente en las pruebas de datos de UTL (grupo científico de LIDAR) que había una región densamente poblada, con un entorno modificado por el ser humano. Estas conclusiones proporcionan nuevos e importantes conocimientos sobre el asentamiento prehispánico de esta región poco explorada", destaca el Dr. Fisher, según la Universidad Estatal de Colorado.
El siguiente paso es que se visiten los lugares reales para hacer la confirmación, dicen los académicos de Houston, y así puedan dar a conocer que se trata de una sociedad precolombina, la cual hasta el momento se identifica como "mucho más grande y más compleja de lo que se tenía en mente que pudiera existir en estos bosques".
Los nuevos hallazgos corresponden a avances de un descubrimiento anunciado hace un año por el equipo de Ingeniería Cullen College.
El líder del proyecto es el documentalista Steven Elkins, quien  se fascinó con la espesa y peligrosa selva Mosquitia desde su primera visita allí, hace casi 20 años. Junto con el cineasta Bill Benenson, en búsqueda de la ciudad perdida, Elkins está utilizando las últimas tecnologías, cada una de ellas presentadas en la Conferencia.
Las imágenes del sistema LiDAR permiten a los investigadores "ver" a través del bosque como es la superficie del suelo, dejando al descubierto evidencias de asentamientos antiguos o de ingeniería hecha por el hombre. Estas imágenes son elaboradas por el equipo de UTL Scientific LLC., formado para el levantamiento en Honduras.
"Me convertí cautivado por ella, y decidí esperar hasta tener la tecnología avanzada para producir una mejor manera de encontrarla sin caminar sin rumbo por la selva. Muchos años más tarde, esa oportunidad se presentó", dijo Elkins, según reporta el medio Independent.
Ciudad Blanca.
El rumor de la existencia de la Ciudad Blanca, a veces referida como la ciudad del Rey Mono, se remonta a la carta que envió el español Hernán Cortés en 1526 al Rey Carlos V, explicando que tenía más tesoros que los de México y de igual tamaño, señalan los investigadores.
En 1940, el norteamericano Theodore Morde, aseguró que había encontrado una "ciudad perdida del dios mono", con esculturas de enormes simios. Sin embargo Morde murió en un accidente de coche antes de que pudiera revelar su ubicación, informa Independent.
El 12 de marzo de 2013, el Gobierno de Honduras informó que firmó un convenio con la Facultad de Arqueología y Antropología de la Universidad Estatal de Colorado para trabajar junto con los arqueólogos nacionales la búsqueda de la Ciudad Blanca. Las autoridades del país y el instituto Hondureño de Antropología e Historia creen que se trata de ruinas más imponentes que la ciudad maya de Copán.
El proyecto cuenta a su vez con la colaboración de la Fundación del Patrimonio Mundial (GHF).