viernes, 17 de mayo de 2013

La civilización Minoica y la europea tienen el ADN en común.

Genetistas de la Universidad de Washington creen que su origen proviene de la población del Neolítico que migró hace 9 mil años.


Museo Arqueológico de Heraklion. Fresco del Minoico y un toro saltando (1600 - 1450 aC).
(Creative Commons)
Un estudio de ADN a la población de la civilización Minoica que vivió en Creta hace cinco mil años proviene de una población del neolítico, y tiene correspondencia genética con los habitantes europeos modernos.
El Dr. George Stamatoyannopoulos, médico y profesor de la Universidad de Washington,  autor principal de la investigación, sugiere que la civilización minoica surgió de la misma población que ya vivía en el lugar previo a la Edad de Bronce de Creta, informó hoy la Universidad.
Según el profesor, los minoicos  probablemente eran descendientes de los primeros humanos en llegar a Creta hace unos 9.000 años, y que tienen la mayor similitud genética con las poblaciones europeas modernas.
"Nuestro análisis de ADN mitocondrial demuestra que las  relaciones genéticas más fuertes de los Minoicos están con los humanos del Neolítico, así como con los antiguos y modernos europeos", explicó el académico.
“Hace unos 9.000 años hubo una extensa migración de los seres humanos del Neolítico de las regiones de Anatolia”, agregó. Hoy esta región corresponde a partes de Turquía y el Oriente Medio. Al mismo tiempo, durante este período de migraciones llegaron los primeros habitantes neolíticos a Creta.
"Los resultados sugieren que la civilización minoica surgió hace 5.000 años en Creta de una población neolítica ancestral que había llegado a la región alrededor de 4.000 años atrás", dijo el profesor.
"Nuestros datos sugieren que la población neolítica que dio origen a los minoicos también emigraron a Europa y dio lugar a los pueblos europeos modernos".
Durante el estudio el equipo analizó 37 esqueletos encontrados en una cueva ubicada en la meseta Lassithi, de la isla Creta. Se comparó su ADN con muestras de 135 poblaciones de humanos modernos y antiguos.
En estos minoicos, se detectaron 21 variaciones de ADN mitocondrial, seis de los cuales eran exclusivamente minoicas, y las otras 15, compartidas entre las poblaciones modernas y antiguas. Ninguno tenía variaciones características de las poblaciones africanas, destacó el informe de la Universidad.
La mayoría del ADN fue similar al de las poblaciones europeas, especialmente de Europa septentrional y occidental. Estas similitudes, en cambio, fueron bajas con aquellos del norte de África, pero aumentaron en la medida que siguieron por el Oriente Medio, el Cáucaso, las islas del Mediterráneo, el sur de Europa. Hay además mucha similitud entre la población minoica y la griega.
Anteriormente el arqueólogo Arthur Evans, en 1900, nombró a los Minoicos con dicho nombre, al relacionar los dibujos del Palacio Cnosos con los del Rey Minos en Grecia, y la leyenda de Minotauro, además de la similitud de los objetos encontrados, con los de Egipto y Libia. Él propuso en ese entonces que estos minoicos emigraron desde el norte de África, hoy la genética descubre la realidad.
Vía: La gran época