martes, 19 de noviembre de 2013

Descubierto en Francia el cráneo deformado de una mujer de la élite.

En la imagen aparece el cráneo deforme de una mujer encontrado
en una tumba de unos 1.650 años de antigüedad.
El arqueólogo Felipe Lefranc ha descubierto los restos, de 1650 años de antigüedad, de una mujer cuya cabeza fue aplastada y deformada durante la infancia. El hallazgo se ha producido en una necrópolis, con un total de 38 tumbas, que fue utilizada durante un período de más de 4.000 años. Según Lefranc, "la deformación del cráneo se realizó con la ayuda de unas vendas y de pequeñas tablas. Es una práctica que vino de Asia Central, fue popularizada por los Hunos y adoptada por muchos grupos germanos".

Los cráneos deformados se localizan, generalmente, en los enterramientos que llevaban asociados ajuares de mayor riqueza, lo cual da pistas del estatus social de la persona que estaba allí sepultada. De hecho, la mujer ha aparecido enterrada con alfileres de oro, broches, perlas, un peine fabricado con asta de ciervo y un espejo de bronce importado.