martes, 19 de noviembre de 2013

Descubiertos los dos guardianes de la “Puerta del Infierno” de Hierápolis (Turquía).

En la imagen, en la parte izquierda, aparece la estatua de Kerberos o Cerberus, el perro de tres cabezas guardián de las puertas del infierno según la mitología griega. En la parte derecha, se muestra una figura que representa una serpiente enrollada sobre sí misma y que es un claro símbolo del inframundo.
Un equipo de arqueólogos, dirigido por Francesco D'Andria de la Universidad de Salento, ha descubierto dos magníficas estatuas de mármol. Una de las figuras representa a Cerbero, el guardián de las tres cabezas, y la otra a una serpiente enrollada sobre sí misma. Se corresponden, evidentemente, con los guardianes del inframundo ya que, además, se han localizado en las aguas termales en la zona del Plutonium, o Puerta de Plutón, en la ciudad frigia de Hierápolis (Turquía).

El Plutonium y las aguas cálidas de la ciudad fueron unos lugares muy populares de peregrinación hasta la llegada del cristianismo. En ese momento, entre los siglos IV y VI de nuestra era, las dos estatuas fueron dañadas, probablemente por los peregrinos cristianos que se dirigían a la tumba de San Felipe, que fue descubierta recientemente en Hierápolis. "Estos datos muestran el creciente conflicto entre los antiguos y los nuevos cultos, y la consiguiente marginación de la religión pagana tradicional", explica Alister Filippini, de la Universidad de Palermo y de la Universidad de Colonia.

Vía: Discovery