lunes, 4 de noviembre de 2013

Hace 5.830 años el hombre Chinchorro del norte de Chile consumía polen.

Esta cultura evolucionó preferentemente en el desierto de Atacama entre 7000 y 1500 a. C. y se extendieron en el norte de Chile y el sur de Perú.
Esquema de la tipología de Momias Chinchorro: De izquierda a derecha,
negro, vendada, roja y con pátina de barro (dibujo de B. Szuhay).
Un estudio en el Desierto de Atacama en Chile, reveló que el hombre Chinchorro que vivió hace más de 5.830 años, se alimentaba principalmente de polen crudo de la totora (Tioha angustifolia).
Los chinchorros evolucionaron preferentemente en el desierto de Atacama entre 7000 y 1500 a. C, y se extendieron en el norte de Chile y el sur de Perú. Se centralizaron finalmente en la actual ciudad de Arica y en el valle de Camarones.
“Se hipotetizaba que comían vegetales, porque resultaba muy extraño que un grupo de individuos se nutriera únicamente de un tipo de alimento, pero no había evidencia concreta para afirmar aquello", dijo la bióloga Nicole Searcey, de la Universidad de Nebraska, becada enviada a un programa de estudios, informó el Centro de Investigaciones del Desierto (CIHDE).
"Encontrar polen en un coprolito de Camarones Punta Norte quiere decir que se ingerían alimentos vegetales. Es probable que sea una práctica aislada”, agregó Searcey.
Searcey, junto a su profesor, el arqueólogo ambiental Karl Reinhard, y su colega Andrew Childers, analizaron las muestras de coprolitos humanos, “es decir, desechos que pasaron por el tracto digestivo de los individuos que vivieron hace miles de años atrás, específicamente de sitios como Camarones Punta Norte y Quebrada Chacarilla” de Chile.
La antigua cultura Chinchorro vivía en aldeas pesqueras de la costa del Pacífico en el desierto y comenzó a momificar a sus muertos hace aproximadamente 9.000 años, entre 3.000 y 4.000 años antes que los egipcios, destacó en un reporte del arqueólogo del Museo de Arizona, Jim Watson.
Searcey buscaba determinar cómo se adaptaron estas poblaciones humanas, agrega el CIHDE, además de “aclarar cómo los antiguos que habitaron esta zona del país, en la costa e interior usaron los recursos naturales.
El equipo de estudio encontró que la concentración de polen en las muestras era muy alta y la fecharon con 5.830 años atrás. Al parecer no tenía una preparación especial, ni lo machacaron ni cocinaron, sino que quizás comían crudo, señala Searcey.
La  Antropóloga de la Universidad de Chile,  Paula Ugalde,que actualmente se desempeña como Profesional de Apoyo a la Investigación Arqueológica en el Centro de Investigaciones del Hombre en el Desierto (CIHDE), comentó que en otro sitio de la población chinchorro, llamado Acha - 2, se reveló gracias a estudios de isótopos en huesos humanos, que en un 81,5% la dieta era en base de productos marinos, mientras el consumo de carne de animales terrestres y de vegetales sólo alcanzaba cerca de 10%, respectivamente.
Ugalde recalcó que se habían "quedado con la idea", de que se alimentaban predominantemente de alimentos marinos, por lo que el nuevo descubrimiento, "podría revolucionar lo que se sabe sobre lo que ingerían los cazadores recolectores costeros, por ejemplo en cuanto a especificar qué tipo de plantas estaban consumiendo y cómo las estaban preparando”.
Nicole Searcey expuso sus descubrimientos en el reciente Congreso Mundial de Momias que se realizó en Brasil en agosto. Participaron en el estudio la Universidad de Nebraska, la Universidad de Tarapacá, CODECITE-CIHDE, y los investigadores Calogero Santoro, Karl Reinhard, Nicole Searcey, Paula Ugalde, Eugenia Gayo y Andrew Childers.
Los Chinchorro tenían una manera muy característica para momificar a sus muertos. Las familias despojaban la piel de los cuerpos de los difuntos, a continuación, y rellenaban las cavidades vacías de algas. Luego envolvían los cuerpos de barro y textiles, “Ellos entonces llevaban a los miembros difuntos de la familia con ellos cuando se movían de un lugar a otro”, describe Watson.
En Chile estudios del hombre encontrado en la costa de Los Vilos, cuya data es de más de 11 mil años, reveló que comían productos de mar, destacó a La Gran Época el antropólogo Eugenio Aspillaga.
En China hace 5.000 años, el almidón de palma era parte de la dieta, y en Europa, ya producían queso hace 11 mil años.
Más atrás en el tiempo, estudios de Neandertales indican que comían amargas plantas medicinales y vegetales cocidos hace 50 mil años. Aún así investigadores del Museo de Historia Natural de Estados Unidos, descubrieron también algunos casos de canibalismo entre su población.
En otro estudio de la alimentación de los antepasados, se descubrió en la dentadura de restos humanos en Chat de 3,5 millones de años, que su principal dieta alimentaria consistía en raíces y bulbos de plantas y no de carne, como suponía la ciencia hasta el momento.