viernes, 8 de noviembre de 2013

Las nuevas dataciones de las puntas de lanza aflautadas de Alaska alteran los modelos establecidos.

"No todos los antiguos habitantes de Beringia llegaron desde Siberia, como se había pensado tradicionalmente".

Puntas de lanza de Clovis (Centro de Estudios de los Primeros Americanos
de la Universidad de Texas A&M).
Unas puntas de lanza aflautas, de no más de 12.400 años de antigüedad, han sido halladas en Serpentine Hot Springs en el Parque Natural de Bering Land Bridge de Alaska, por un equipo de investigadores asociados al Centro de Estudios de los Primeros Americanos de la Universidad de Texas A&M.

La importancia de este hallazgo es que es la primera vez que se han encontrado puntas de lanzas aflautadas en Alaska en un contexto fechable. Hasta ahora se pensaba que esta tecnología fue llevada por paleoindios en sus migraciones hacia el sur pero, por el contrario, las puntas aflautadas de Alaska son posteriores a la ancestral cultura de Clovis, que hasta el momento está datada en unos 13.000 años de antigüedad en América del Norte.

Las nuevas dataciones sugieren que los modelos establecidos de la dispersión de los primeros americanos y la transmisión de sus tecnologías tienen que ser revisados. "No todos los antiguos habitantes de Beringia llegaron desde Siberia, como se había pensado tradicionalmente. Algunos, al contrario, pudieron haber venido de América miles de años después de la primera migración por el puente de tierra [estrecho de Bering] desde Asia. Así que, aunque no representen una migración humana, las puntas aflautadas muestran una sorprendente difusión temprana de una tecnología americana por Alaska", dijo el director del equipo Ted Goebel.