viernes, 29 de noviembre de 2013

Los arqueólogos encuentran herramientas fálicas de 6000 años en Papúa Nueva Guinea.

Al observar los útiles, “inmediatamente se sabe que no son herramientas funcionales o utilitarias”.
En la imagen, una de las herramientas con forma de falo descubiertas en Nueva Bretaña,
en Papúa Nueva Guinea. (Crédito: Peter White / Museo de Australia)
En la Isla de Nueva Bretaña, en Papúa Nueva Guinea, un grupo de arqueólogos ha descubierto un conjunto de herramientas de obsidiana talladas deliberadamente con formas fálicas. El conjunto ha aparecido en un yacimiento arqueológico de unos 6000 años de antigüedad, por lo que puede esclarecer ciertos aspectos de las sociedades prehistóricas del Pacífico Sur. Se trata, por tanto, de un hallazgo con una cronología anterior a la cultura Lapita, la más antigua conocida en la zona.

Los utensilios fálicos están fabricados en vidrio negro volcánico u obsidiana y, según la investigadora Robin Torrence, posiblemente se utilizaron en el desarrollo de ciertas ceremonias y rituales que desconocemos. Explica, además, que los artefactos “son muy grandes, tienen unos 20 centímetros de largo, son planos y, aunque tienen mucho filo, nunca se han utilizado”, según las observaciones al microscopio. Hay que destacar que, según esta científico, las herramientas en cuestión son planas, de poco grosor y muy frágiles.

Al observar los útiles, explica Torrence, “inmediatamente se sabe que no son herramientas funcionales o utilitarias”. Se trata, más bien, de “algo grande y vistoso que busca atraer la atención”. Su forma pudo transmitir un mensaje, que ahora desconocemos, a la gente de la época.