miércoles, 13 de noviembre de 2013

Se descubren nuevos hallazgos en Caral, la ciudad más antigua de América.

Los arqueólogos peruanos descubren nuevos hallazgos en Caral.
La ciudad de Caral, situada en Perú, está considerada como la más antigua de América. Su zona arqueológica, por su importancia, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2009. En estos días, cuando se celebra el 19 aniversario de su descubrimiento, se han detectado nuevos hallazgos relevantes entre sus restos urbanos.

Caral está situada geográficamente en una región desértica, al norte de Lima, entre el valle del río Supe y las costas de Perú. Su ubicación hace pensar a los investigadores que el factor principal que acabó con esta civilización, de más de 5.000 años de antigüedad, fue el cambio climático.

El núcleo urbano de Caral, como es común, es el sector en el que se encuentra los edificios públicos más destacados y las casas de la élite social, mientras que en la periferia se sitúan las viviendas de los más humildes. Según Ruth Shady, directora de la Zona Arqueológica de Caral, los investigadores han descubierto recientemente una calle que conecta el centro con uno de los barrios periféricos de la ciudad.

Del mismo modo, en esta zona de la periferia se ha descubierto este año un edificio público, de menores dimensiones que los del centro, situado junto a esta calle que se conecta con el área central. Según la interpretación de Shady, ambas zonas "estaban conectadas y participaban del mismo sistema social y cultural".

La arqueóloga, asimismo, indicó que se está trabajando actualmente en once establecimientos diferentes, lo que indica que esta civilización tuvo una gran importancia y que se prolongó durante más de 1000 años, hasta que se vio inmersa en una crisis por un brusco cambio del clima.