sábado, 30 de noviembre de 2013

Se encuentra un sumidero masivo en un yacimiento cercano a Stonehenge.

En la imagen, el proceso de excavación llevado a cabo por arqueólogos de la Universidad de Kingston.
Un grupo de arqueólogos de la Universidad de Kingston, dirigidos por Helen Wickstead, está llevando a cabo la excavación de un templo neolítico en una zona situada a unos 24 km de Stonehenge. Dentro de la estratigrafía, los investigadores han observado una veta de un material más arcilloso y arenoso. Se ha interpretado, en primera instancia, como un sumidero masivo que podría contener material vegetal de unos 6000 años de antigüedad.

El lugar del hallazgo es conocido como Damerham y se asienta sobre un tipo de tierra de tiza, que nada tiene que ver con el estrato de arena y arcilla encontrado. En palabras de la arqueóloga Helen Wickstead, el hallazgo fue inesperado, ya que "no nos encontramos a menudo materiales como éste, que captura y preserva los restos de plantas -polen o fitolitos- de un período de tiempo específico". Además, añadió, "tenemos muchas esperanzas de que, dentro de este material, haya evidencias de vida vegetal que nos ayude a seguir uniendo las piezas del rompecabezas de la vida humana en este sitio tan significativo".